Camargo encargará una auditoría en la Fundación Deportiva y Cultural para poder disolverla


El alcalde de Camargo, Diego Movellán, ha anunciado en el transcurso del Pleno celebrado esta tarde que se va a ordenar una auditoría en la Fundación Deportiva y Cultural para conocer el estado de sus cuentas con el fin de disolverla.

Una medida que se tomará ante “la falta de documentación” acerca de la gestión llevada a cabo desde 2001 y ante la ausencia de información sobre la contabilidad de la entidad.

El primer edil ha recordado que el Protectorado de Fundaciones solicitó “hasta en doce ocasiones” esta información sin que fuera facilitada y también ha lamentado que los exalcaldes Eduardo López Lejardi, María Jesús Calva y Ángel Duque “no quisieron” colaborar.

Movellán ya salió a la palestra septiembre de 2011 para denunciar esta situación. Entonces indicó que la Fundación Deportiva y Cultural de Camargo gastó más de dos millones de euros sin rendir cuentas durante una década. De ellos, cerca un millón y medio corresponderían a fondos públicos procedentes de las arcas municipales.

“En este intenso trabajo de revisión de la documentación encontrada y de las cuentas bancarias de la Fundación, así como de lo que nos trasladan los clubes, se evidencia que una parte significativa de ese millón y medio al menos de euros, se entregaba al parecer en cheques al portador. Queda claro así que una Fundación que nace con un fin como es apoyar la actividad cultural y el deporte, se transformó en manos de anteriores equipos de gobierno en una herramienta para garantizarse la opacidad en la gestión del dinero público. Y más aún, los ciudadanos de Camargo tienen hoy todo el derecho a pensar que la Fundación ha sido un instrumento de compra de votos con cheques al portador”, denunció entonces.

Varias comisiones

El alcalde de Camargo indicó en aquella comparecencia que, desde su labor en la oposición, ya tuvo ocasión de reclamar la transparencia de este organismo y señaló que “yo mismo asistí en representación de mi grupo municipal entonces en la oposición a tres reuniones de la Fundación. Dos de ellas fueron suficientes para advertir que el funcionamiento de este organismo no era claro”

“El 16 de marzo de 2009 desde la oposición y en el marco de la Comisión de Deportes reclamé como consta en el acta que se hiciera pública la información de las cuentas de la Fundación. Se me denegó. El 27 de mayo de 2010 pedí que todos los Grupos Municipales contaran con representación en la Fundación. Se denegó mi petición de nuevo”, recordó entonces Movellán.

También explicó que “el 28 de junio de 2011, con un Gobierno Municipal en funciones, a dos días de la toma de posesión de un nuevo equipo de Gobierno y de un nuevo alcalde, los gestores de la Fundación nos informan de que tras ser requerida la Fundación por el Tribunal de Cuentas, se han preparado unas cuentas para presentar ante este órgano. Me niego a votar a favor las cuentas cocinadas que se me presentan”.

En contraposición, Movellán ha destacado que la gestión deportiva del actual equipo de Gobierno es “transparente”.