Sadisa presenta un ERE que afecta a 107 trabajadores


El grupo empresarial Sadisa, cuya sede central está en Igollo, ha presentado un procedimiento de suspensión de contratos de trabajo para las áreas de canteras y hormigones, administración y construcción, y que afecta a 107 trabajadores, el 10 por ciento de la plantilla total del grupo.

En concreto, el expediente, presentado ayer y del que ha informado este miércoles la empresa en un comunicado, afecta a 47 trabajadores de la empresa Canteras y Hormigones Santander, el 36,7% de su plantilla total; y 10 de la sociedad Sadisa, el 13,5% de esta plantilla, que desarrolla labores administrativas del Grupo.

A este procedimiento se sumará otro del área de construcción que afectará a 50 trabajadores más y que se presentará en el organismo correspondiente en un breve plazo de tiempo.

La empresa ha optado por un procedimiento de suspensión, y no de extinción, con una duración máxima de 12 meses desde su aprobación, asumiendo un “importante esfuerzo económico” porque considera que este periodo de tiempo es “suficiente” para que la actividad de la obra pública se “reactive” en Cantabria, con la consiguiente “recuperación de todos o de parte de los puestos de trabajo suspendidos”.

La dirección de Sadisa se ha visto “obligada” a tomar esta decisión por la “escasa actividad” que registra el sector de la construcción en Cantabria “desde hace meses”.