El Ayuntamiento de Camargo acuerda con el autor la retirada del Mural de Cros


El Ayuntamiento de Camargo va a proceder a retirar el mural de Cros de acuerdo con el artista José Luis Vega que dirigió su instalación, y después de contar  con el proyecto que lo va a sustituir que tiene ya el visto bueno de ADIF.

“El procedimiento de sustititución está en marcha, los trámites administrativos han comenzado y el Ayuntamiento cuenta ya con el proyecto del nuevo cerramiento que será presentado en los próximos días”, indican fuentes municipales.

A falta de concretar aspectos relativos a la propia ejecución de la obra, se espera  en un plazo breve proceder a ejecutar los trabajos de retirada de la pieza deteriorada e instalación de un nuevo cierre.

El mural fue una pieza realizada bajo la dirección del artista canario José Luis Vega  realizada con material procedente de la actividad industrial de la zona y que quedó instalada en 1999. sin embargo, el deterioro que el tiempo y la intemperie han causado en el tipo de material empleado para su construcción, ha provocado que el mural no cumpla su función ni práctica ni estética.

“Los vecinos de Camargo venían reivindicando que se pusiera fin al impacto estético negativo que producen los restos del deteriorado mural. Ha sido la voluntad de  que Ayuntamiento y autor alcanzaran un acuerdo que lo permitiera sin que los derechos de autor alegados por José Luis Vega supusieran un coste añadido a la necesidad de sustituir el cerramiento, lo que ha retrasado esta decisión”.

Tras sucesivas conversaciones entre Diego Movellán y José Luis Vega se ha establecido un acuerdo que permite abordar inmediatamente los trámites para retirar el mural.

Una vez concluidos los trabajos de sustitución que entrañan la retirada definitiva de la pieza, se instalará en el Parque una mesa de interpretación que soportará las fotografías del proceso de elaboración del mural en cuya ejecución colaboraron numerosos vecinos de Camargo, alumnos del Taller de Vega en La Vidriera, así como distintas empresas y particulares de la zona que aportaron los materiales con los que la pieza fue levantada.

Camargo mantiene así el recuerdo de este proyecto que pasa a ser historia y lo hace sin la necesidad de continuar conviviendo con lo que ya son solo sus restos. El artista ha manifestado su conformidad a esta fórmula que permite a esta creación colectiva pervivir con dignidad en la memoria.