Una treintena de voluntarios trabajó en la recuperación ambiental de la Marisma de Alday


Plan PROVOCA Javier Fernández FNYH Marisma de Alday

El consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Javier Fernández, y una treintena de voluntarios se acercaron este domingo a la Marisma de Alday, para participar en la actividad de Mejora de Hábitat Marismeño, organizada por Fundación Naturaleza y Hombre en el programa PROVOCA.

A lo largo de la jornada, que comenzó en la Casa de la Naturaleza de la Marisma de Alday, los voluntarios descubrieron el origen, evolución y valores ambientales de este humedal costero, al tiempo que conocieron las actuales amenazas a las que se enfrenta este “pequeño-gran oasis”.

Una de ellas, la proliferación de especies de flora alóctona invasora, fue el eje de la actividad. Así, gracias a los voluntarios un gran volumen de plumero fue eliminado, liberando de este modo un importante área de la marisma de la presión ejercida por esta especie alóctona que ha supuesto el “empobrecimiento” de muchos de los hábitats de la región.

Junto a esta labor de extracción, los voluntarios consiguieron plantar nuevas especies autóctonas, más de cien alisos y abedules forman parte de las Marismas de Alday. Y realizaron también trabajos de mejora en uno de los miradores con los que cuenta la marisma.

El día concluyó con la observación de la avifauna que encuentra en este humedal costero su hábitat. Ayudados de telescopios y con las explicaciones de los técnicos de FNYH, los voluntarios pudieron observar y aprender algunas de las principales características de ánades, garzas y otras especies.