Una veintena de empresas se ofrecen para finalizar las obras de Valdecilla


Obras del Hospital de Valdecilla

(Foto: Archivo)

Siete grupos empresariales han solicitado participar en la fase de diálogo competitivo del concurso convocado por el Gobierno de Cantabria para terminar en esta legislatura, de manera definitiva, las obras del hospital Valdecilla.

Una vez que ha finalizado el plazo establecido, han formulado solicitud los grupos formados por Obrascon, Huarte, Lain y Giroa; Eulen y Corsan Corviam; Sacyr Concesiones; Ascan y FCC; Iridum, Dragados, Copsesa y Acciona; Constructora San José, Elecnor y Ortiz Construcciones y Proyectos; y Ferrovial Servicios y Siec.

El contrato se tramita mediante una fórmula de colaboración público-privada, de acuerdo con el artículo 11 del texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público, que establece que este tipo de contratos se adjudicarán por el procedimiento de diálogo competitivo, “lo que permitirá determinar la mejor solución para acabar las obras pendientes en el hospital y financiarlas”.

El Gobierno de Cantabria pagará a la empresa que resulte adjudicataria un canon anual, estimado inicialmente en 33 millones de euros, durante 20 años, que incluye la construcción y equipamiento de la Fase III del Plan Director, con una inversión de 99,1 millones, y la gestión de servicios no asistenciales.

Una vez recibidas las solicitudes, el órgano de contratación, la Gerencia de Valdecilla, admitirá a los participantes de acuerdo con los criterios de “demostrada solvencia técnica, profesional, económica y financiera y experiencia contrastada tanto en la ejecución de obras en el ámbito hospitalario, como en la gestión de servicios”. De las empresas que opten al diálogo competitivo saldrá la adjudicataria del contrato.

Para asegurar la solvencia económica, se exige una cifra de negocio de 750 millones de euros acumulados en los años 2009, 2010 y 2011. La solvencia técnica y profesional se acreditará mediante una relación de las principales obras de construcción y servicios realizadas.

La suma de los importes anuales de los servicios acreditados no podrá ser inferior a 21 millones, en el curso de los tres últimos años. Además, el importe de al menos una de las obras ejecutadas habrá de ser de 65 millones de euros, en el curso de los últimos cinco años.

Una vez que el órgano de contratación seleccione a los participantes, se abrirá el proceso de diálogo competitivo, que se centrará en los aspectos de “mayor complejidad”: informática, servicios de reprografía e impresión y servicios multimedia; actuaciones y porcentaje máximo a subcontratar sobre el importe del presupuesto del contrato, y financiación, para determinar los conceptos y las cuantías que integran la cantidad máxima anual que recibirá la adjudicataria por la gestión de los servicios y la ejecución de la obra y el equipamiento.

Las soluciones aportadas por las empresas podrán ser utilizadas en parte o totalmente por el órgano de contratación para diseñar la solución final.

Una vez cerrado el diálogo competitivo e informar de ello a todos los participantes, la Mesa Especial para el Diálogo Competitivo les invitará a que presenten su oferta final, para lo que tendrán un plazo de 35 días contando a partir de la fecha de cierre del diálogo.

Previo examen y evaluación de las ofertas recibidas, se adjudicará y formalizará el contrato con la empresa que presente la oferta más ventajosa para la administración, con la idea de que las obras puedan reanudarse durante el próximo verano.