USO denuncia el despido “injustificado” de 25 trabajadores en Unitono


El sindicato USO ha criticado el despido de 25 trabajadores de Unitono en Cantabria dentro del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción que afecta a un total de 210 trabajadores de esta empresa que presta principalmente servicios de atención y gestión telefónica para la compañía Telefónica.

Según ha recordado este sindicato, el ERE de extinción para la empresa del sector contac center Unitono se firmó el 19 de abril por UGT y CC.OO,  pero no fue rubricado por STC, CGT y USO, que considera “injustificado” el despido de 210 trabajadores.

En este sentido, han explicado que el expediente contempla una indemnización de 30 días por año trabajado con un límite de 12 mensualidades. Asimismo, junto con el ERE de extinción, CCOO y UGT han aceptado un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) de suspensión y reducción de 33.000 horas mensuales, a libre disposición de la empresa en función de sus necesidades productivas.

Los trabajadores cobrarán el 70% del salario que abona el desempleo ya que el resto no será complementado por la empresa. La reducción de la parte proporcional de vacaciones tampoco es asumida por la compañía, por lo que la disminución de las mismas recaerá directamente sobre los trabajadores.

Para USO, algunos tipos de ERTE se están convirtiendo en “negocios totalmente rentables para los empresarios”, pues tienen unas bonificaciones del 50% en las cotizaciones de la Seguridad Social de sus trabajadores, que son quienes “asumen la peor parte”, afirma.

Junto con el ERTE se han establecido 121 cambios de turno de la mañana a la tarde, de los que 42 se aplicarán en la plataforma de Cantabria . El trabajador que no acepte el cambio de turno recibirá una indemnización de 28 días por año trabajado con un límite de 12 mensualidades.

USO ha recalcado lo “injustificado” de dicho expediente puesto que las causas económicas para llevar a cabo el mismo “no han quedado suficientemente acreditadas” en su opinión. De hecho, la compañía ha tenido beneficios en sus cuentas de los ejercicios 2010 y 2011, afirma.

Del mismo modo, las supuestas causas organizativas y productivas aducidas por la compañía “no son de la entidad en ningún modo suficiente para plantear una medida tan extrema” que suponga la extinción de 210 puestos de trabajo, considera.