La Unión cree que Camargo “está obligado” a adecuar los salarios de todos los trabajadores municipales


El partido político La Unión (LU) cree que Camargo “está obligado” a adecuar los salarios de todos los trabajadores municipales, y ello “por imperativo legal”, y acusa al Equipo de Gobierno de “desviar 769.000 euros de los trabajadores municipales para retribuciones del propio alcalde, concejales, y asesores de confianza”.

La Unión (LU) de Camargo indicó que el alcalde, Diego Movellán, “deberá adecuar por sentencia judicial los salarios de todos los trabajadores municipales”, y ello “con efectos desde el año 2005”, ya que existe una Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria que condena al Ayuntamiento de Camargo al pago de la Valoración de Puestos de Trabajo a una trabajadora Municipal, “lo que es extensible a toda la plantilla municipal”.

Según esta formación política, “en dicha Sentencia se reconocen los salarios pendientes de adecuación, por aplicación de la Valoración de los Puestos de Trabajo, aprobada por el propio Ayuntamiento, con efectos al año 2005, en el que no existía Ley de Estabilidad Presupuestaria”.

“Dicha Ley de Estabilidad Presupuestaria, al igual que la Ley 8/2010 por la que se rebajaba un 5% el salario de los empleados públicos, han de aplicarse en el momento en que entran en vigor cada una de ellas y sobre los derechos devengados tal y como establece la citada Sentencia del la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, Sentencia que el Alcalde, Diego Movellán, y los informes técnicos y jurídicos “quieren olvidar a sabiendas”.

Dinero reservado

La Unión (LU) quiere recordar también que desde el año 2005 hasta la actualidad, se han venido consignando y reservando cantidades en todos los presupuestos anuales y que ya se han cobrado unas cantidades “a cuenta de esta valoración en el año 2007, correspondientes a lo devengado en los años 2005 y 2006″.

“Así en el año 2009 se consignan y contrae como compromiso de pago, el Presupuesto Municipal 1.069.000 € para hacer frente a esta adecuación de salarios”.

“Ante la grave situación de crisis en el año 2010 y en vista de la tardanza de los contenciosos pendientes sobre la valoración, esta partida de 1.069.000 euros se desdobló en dos: una de 300.000 que se destinó para seguir atendiendo la adecuación de salarios en el momento oportuno, cuando la valoración dejara de estar sub iúdice, y otra de 769.000 para contratar personal para obras en colaboración con el Gobierno Regional, y ello con la promesa del Equipo de Gobierno anterior de retornar y reponer esta cantidad en ejercicios sucesivo”s.

Pero en 2011 gobernando ya el Ayuntamiento de Camargo el PP, con Diego Movellán a la cabeza, “lo primero que hace es apropiarse de estos 769.000 euros de los trabajadores municipales, para ponerse junto con sus concejales y personal de confianza unos sustanciosos salarios”.

En opinión de La Unión (LU)) “la ruin amenaza de un ERE en el Ayuntamiento de Camargo después de jactarse de un superávit de 1.800.000 euros en el Presupuesto de 2012, después de haber aprobado un presupuesto para 2013 de 4.000.000 de euros más que en 2012, y endeudar al Ayuntamiento de Camargo en 1.000.000 de euros más, debería de empezar por el propio Equipo de Gobierno municipal”.

“Esos 769.000 euros que se reparten entre los 12 miembros del Equipo de Gobierno y sus asesores serían suficientes para la adecuación de los salarios de los más de 200 empleados municipales, pero lo que ocurre es que el señor alcalde de Camargo ve la paja en el ojo ajeno y no ve la viga en el propio”, continúan. “¿Cuánto comen estas palomitas?”, se preguntan desde la formación política.

En cambio, “si se hubiera mantenido la consignación presupuestaria de 2009 ahora habría reservados 6.450.000 euros, cantidad más que suficiente para hacer frente a la adecuación de los salarios desde el año 2005″.

Informes técnicos y jurídicos

La Unión defiende a través de un comunicado que el alcalde “actúa tramposamente, como Bárcenas, ex – tesorero del PP, que después de que varios calígrafos certifiquen que la letra de contabilidad es suya, se empeña en seguir negándolo. De igual manera el Sr. Movellán y los informes técnicos y jurídicos tras la Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, que obliga al pago de la valoración a una trabajadora, se obstinan en negar dicha resolución que a la postre le obligará a la adecuación de los salarios a todos los trabajadores municipales”.

Añaden desde La Unión -que en las últimas elecciones municipales obtuvo 289 votos- , que el alcalde y los informes técnicos y jurídicos “se amparan en una mentira palmaria para tratar de engañar a vecinos y trabajadores municipales al decir que subirá progresivamente los salarios de los grupos D y E”.

“En primer lugar el grupo E hace algunos años que ya no existe en las administraciones públicas, y en segundo lugar para poder cumplir con esa promesa de subida progresiva, hubiera sido necesario estimar la alegación presentada por la representación de los trabajadores para dotar en el presupuesto de 2013 estos incrementos prometidos pero, como dice el refrán se coge primero a un mentiroso que a un cojo”, concluyen desde La Unión (LU) de Camargo.