Los sindicatos del Ayuntamiento de Camargo niegan que hayan pedido un aumento salarial


Los sindicatos con representación en el Ayuntamiento de Camargo, UGT, CC.OO y CSIF, han desmentido que hayan pedido un aumento salarial de la plantilla de ocho millones de euros.

Estas organizaciones, en una línea muy similar a la utilizada ayer por La Unión, han manifestado su “indignación” y “el más rotundo rechazo” a las declaraciones del alcalde, Diego Movellán, sobre la alegación presentada al presupuesto municipal de 2013 para poder abonar la valoración de puestos de trabajo de la plantilla.

UGT, CCOO y CSIF acusan a Movellán de “demagogia” en sus argumentos para rechazar la enmienda, y desmienten que los sindicatos solicitasen en ella un aumento salarial para la plantilla por una cuantía de 8 millones de euros, ya que “lo único que se ha pedido es incluir una partida de 900.000 euros para poder afrontar el pago de la valoración”.

“Lo único que exigimos es una adecuación salarial, que se tenga en cuenta una valoración de los puestos de trabajo que fue aprobada por todos los grupos políticos municipales y que es firme en todos los ámbitos, tanto el administrativo como el judicial”, recalcan los tres sindicatos.

Las organizaciones sindicales acusan al alcalde de “faltar a la verdad” y de “manipular el presupuesto para adecuarlo a sus intereses, olvidándose de los derechos de los trabajadores” porque “no sólo no se ha consignado el pago de la valoración sino que incluso se ha desviado parte del capítulo de personal al de gasto corriente”.

Pero para los sindicatos, “lo más indignante de todo” es “la amenaza constante de un expediente de regulación de empleo para la plantilla municipal si se tiene que pagar la valoración” y, además, “la demagogia del equipo de Gobierno, que sube impuestos a los ciudadanos y da a entender que si los tribunales de justicia dan la razón a los trabajadores no piensa cumplir sentencia judicial alguna o bien aplicará un ERE”, agregan.

Los sindicatos reiteran su disposición a negociar con el Consistorio “una solución a este problema sin causar perjuicio a los vecinos de Camargo y siendo conscientes del tiempo que se ha tardado en hacerse firme judicialmente la valoración”, aunque reprueban que hasta el momento sólo han encontrado “inflexibilidad y una actitud negativa del equipo de Gobierno”.