La Unión responsabiliza al alcalde de los despidos en la empresa de limpieza


El partido La Unión (LU) acusó ayer al alcalde de Camargo, Diego Movellán, de ser el “culpable directo” de los nuevos despidos de trabajadores del servicio de limpieza contratado por el Ayuntamiento.

“En esta semana, al menos dos nuevos despidos se unen a los tres ya producidos, nada más hacerse cargo la nueva adjudicataria municipal, lo que supone un evidente fraude a los pliegos del concurso de contratación”, señalaron a través de un comunicado.

Este concurso de adjudicación de la limpieza de las dependencias municipales de Camargo, “es único en España”, indican desde la formación política, ya que es un concurso adjudicado “por un precio inferior al sueldo fijado de los trabajadores”, por lo que “sólo una empresa decidió pujar en este concurso suicida”. “Esto es más que sospechoso”, indican “nadie pierde dinero a cambio de nada”.

“Lo más grave” para La Unión (LU) es que los Pliegos de Condiciones que rigieron el concurso, y por tanto el contrato administrativo suscrito con la empresa, “tiene un contenido imposible”, y “consecuencia directa de ello es el despido de trabajadores”, ya que la cantidad por la que se adjudica “ni tan siquiera llega para el pago de los salarios y seguridad social de los trabajadores que tiene que asumir la nueva empresa”.

La formación política anunció que “los despidos acabarán en el Juzgado”, y serán demandados “tanto el Ayuntamiento de Camargo como la adjudicataria”, lo que “ya es costumbre en este alcalde, que parece estar encantado con los pleitos municipales, en vez de en evitarlos”, e  indicaron que además “siempre son encargados al gabinete jurídico del Consejero de Medio Ambiente del Gobierno Regional de Cantabria”.

Además, apostillaron, en caso de producirse la anulación del contrato de limpieza, “se producirá otro daño a las arcas municipales, ya que se debe retrotraer el concurso a su estado anterior a la adjudicación, con todo lo que ello conllevará”.