La OMIC de Camargo atendió casi 600 casos en el primer cuatrimestre del año


Los problemas provocados por el suministro eléctrico, la telefonía y el comercio han sido de nuevo las cuestiones que más preocupan a los consumidores de Camargo.

Esto es lo que se deduce a tenor de la consultas y reclamaciones recibidas en la Oficina Municipal de Información al Consumo en el primer cuatrimestre de este año.

Del total de 585 casos recibidos, las consultas y reclamaciones más frecuentes corresponden al suministro eléctrico a causa de problemas con de facturación, la no remisión de facturas de forma periódica, la suspensión del servicio por impago sin haber sido previamente notificado,las  estimaciones irreales que nada tiene que ver con los servicio consumidos, así como el retraso a la hora de dar el alta de un suministro entre otras.

Con respecto al sector de la telefonía, las quejas más habituales son las relacionadas con errores en la facturación seguidas de los problemas para solicitar la baja de los servicios contratados, no recibir el terminal comprometido, la baja calidad de la prestación del servicio y los problemas de cobertura.

En el sector del comercio, “se ha convertido en algo habitual” recibir en la OMIC consultas y reclamaciones relacionadas con cambios y faltas de disconformidad con el producto.

Le siguen muy de lejos el sector de los bancos, varios, seguros, vivienda, administración pública, servicios profesionales, transporte, automóvil. Finalmente, con un bajo número de consultas y reclamaciones se encuentran los sectores de tintorerías y sanidad.

En total, durante el primer cuatrimestre de 2013, la OMIC de Camargo atendió 205 casos relacionados con suministros de luz (180 casos) y gas (25).La telefonía generó 151 casos que se atendieron en la OMIC y el comercio 56 casos.

Para la resolución de las reclamaciones planteadas, se ha optado en todos los casos por una mediación escrita. Para los casos en los que la mediación no ha conseguido el objetivo deseado, se ha optado por el Arbitraje de Consumo, denuncia ante el servicio de Inspección Consumo, denuncia ante la Dirección General de Industria, la Secretaria General de Telecomunicaciones y la Dirección General de Seguros, etc.