El Gobierno de Cantabria pone en marcha una línea de microcréditos para autónomos y microempresas


El Gobierno de Cantabria y la Caixa han firmado la adhesión de la entidad financiera a la nueva línea de microcréditos destinados a autónomos y microempresas que concede el Ejecutivo a través del Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF).

La comercialización de los microcréditos se ha formalizado mediante la firma, presidida por el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, de un convenio entre la consejera de Economía, Hacienda y Empleo y presidenta del ICAF, Cristina Mazas, y el director territorial de País Vasco y Cantabria de la Caixa, Juan Pedro Badiola.

Han estado presentes el director del ICAF, Jorge Gómez; el director de instituciones de “la Caixa” en la territorial de País Vaco y Cantabria, Pedro Bartra, y el director de Banca de Instituciones de Cantabria, Rubén Riaño.

Tal y como ha explicado el presidente Diego, el Gobierno espera que en muy breve plazo de tiempo se sumen otras tres entidades financieras, lo que permitirá elevar la cifra hasta 12 millones de euros -tres por entidad- puestos a disposición de empresarios y autónomos de la región.

Se trata, según el presidente, de una medida que complementa las líneas ICAF Liquidez e ICAF Inversión y que surge tras los encuentros regulares mantenidos con los empresarios (CEOE, Cámaras de Comercio y ATA) en los que se detectó “una debilidad que convertimos en oportunidad” de atender las demandas de las micropymes y autónomos que requerían bajas cantidades de crédito.

El presidente Diego ha afirmado que la “gestión responsable de las cuentas públicas” llevada a cabo por el Gobierno de Cantabria y la “prudencia en el gasto para poder poner en marcha medidas de estímulo” ha hecho posible “recuperar la confianza” en la región y, con ello, la colaboración de entidades financieras que, como “la Caixa”, se han sumando a las líneas ICAF-BEI y ahora a esta nueva línea.

El presidente ha señalado que las líneas ICAF-BEI están “funcionando muy bien”, lo que permite afirmar que “acertamos al multiplicar los esfuerzos del Gobierno en facilitar el acceso a la financiación de las pymes” y que, la línea “sí está llegando a los beneficiarios”. Cabe recordar que cinco entidades financieras comercializan los créditos de entre 40.000 euros y 5 millones de euros que, gracias al préstamo de 50 millones de euros del BEI y la colaboración de las entidades financieras permite poner a disposición de pymes, micropymes y autónomos un total de 100 millones de euros.

En ese sentido, el presidente Diego ha destacado que esta iniciativa es una prueba más de que el Gobierno está “permanentemente activo” y no se detiene en ningún momento frente a la crisis, sino que aporta medidas que nacen del diálogo con los empresarios, los “verdaderos protagonistas” en la recuperación económica que “ya está llegando”.

Ignacio Diego ha explicado que, con esta nueva medida, sumada a otras puestas en marcha anteriormente, el Gobierno sobrepasa los 230 millones de euros para “reactivar la economía y generar empleo”.

Diego se ha referido a las ayudas a autónomos por valor de 10 millones de euros, las ayudas a la contratación por valor de 12,5 millones de euros, el contenido del Plan de Empleo que asciende a 12 millones de euros, las ayudas de 6,5 millones de euros a la contratación por Corporaciones Locales, las medidas puestas en marcha por la Consejería de Industria de hasta 15 millones de euros en el marco del Plan INNPULSA o el apoyo al comercio, o el Plan de obras en los ayuntamientos puesto en marcha por la Consejería de Obras Públicas.

Además, esta misma semana, el Banco Santander y la Caixa se han sumado al programa de Microcréditos 2013 que el Gobierno realiza a través de SODERCAN, que abre una línea de apoyo a emprendedores con hasta 25.000 euros por solicitante del sector industrial o de servicios a la industria, así como aquellas empresas cuya actividad esté basada en el empleo de las TIC que hayan participado en EMPRECAN.

El director territorial de la Caixa, Juan Pedro Badiola, ha destacado la implicación de la entidad con el tejido empresarial de Cantabria, como lo demuestra su participación en todas las iniciativas que nos presenta el Gobierno, como los convenios firmados previamente con el ICAF y SODERCAN, o la entrega de los premios `EmprendedorXXI’ a las empresas más innovadoras de Cantabria.

Además, la Caixa dispone de un equipo de gestores especializados en el apoyo a profesionales autónomos, emprendedores, y pequeñas y medianas empresas, a quienes ofrece su comercial de más de 6.000 oficinas, y una red de centros específicos para aquellos negocios que lo requieran.

Microempresas y autónomos

La consejera de Economía, Hacienda y Empleo, Cristina Mazas, ha explicado que a la nueva línea de crédito podrán optar durante el próximo año las microempresas de la Comunidad Autónoma con menos de diez trabajadores y un volumen de negocio anual inferior a 2 millones de euros, así como los autónomos con domicilio fiscal y desarrollo de su actividad en Cantabria con rendimientos fiscales declarados anualmente inferiores a 60.000 euros.

El importe de los préstamos suscritos será de 25.000 euros y, excepcionalmente, con autorización del ICAF, de hasta 40.000 euros. Podrán destinarse a dos líneas, por un lado, la de inversión, en la que se incluye la adquisición, instalación, ampliación o renovación de activos fijos y/o aprovisionamientos iniciales de existencias para la puesta en marcha de una actividad o la ampliación del proyecto existente.

Por otro lado, los créditos pueden destinarse a financiar el circulante, es decir, los fondos necesarios para pagar las materias primas, mano de obra, inventarios y costes indirectos, así como los fondos para financiar cuentas de clientes por ventas y prestaciones de servicios y otros deudores.

Mazas ha concretado que las condiciones de estos préstamos son un tipo de interés de Euribor más 425 puntos básicos, revisable trimestralmente para toda la duración del préstamo, con comisión de apertura del 0,75 por ciento sobre el nominal y sin comisiones de estudio ni de amortización anticipada.

Los plazos de amortización serán de entre 3 y 5 años para la modalidad de inversión, con posibilidad de disponer de 6 meses de carencia en la amortización del capital, y de entre 2 y 3 años sin posibilidad de carencia en la línea de circulante.