CC OO y UGT exigen de nuevo la readmisión de las trabajadoras despedidas de la empresa de limpieza


Varias decenas de delegados y representantes de CC OO y UGT se concentraron ayer martes ante el Ayuntamiento de Camargo para protestar “por el reciente despido de cinco trabajadoras y el recorte de las condiciones laborales” de las otras 34 personas de la plantilla de la nueva empresa adjudicataria del servicio de limpieza de las instalaciones municipales.

Ambos sindicatos denunciaron que estas medias laborales “incumplen” el vigente convenio regional de limpieza de edificios y locales, por lo que exigieron “la readmisión de las trabajadoras despedidas y el mantenimiento de las anteriores condiciones laborales para toda la plantilla”.

Tras censurar que el alcalde de municipio, Diego Movellán, haya hecho “la vista gorda” antes estos despidos y reducciones de salarios, “que afectan mayoritariamente a mujeres residentes en el ayuntamiento que apenas cobran de media 400 euros mensuales”, CC OO y UGT reiteraron su intención de continuar con estas movilizaciones que iniciaron el pasado 30 de mayo.