Ultimatum a los alemanes para que confirmen su interés por B3 Cable


Los administradores concursales de B3 Cable han dado un ultimatum al propietario del grupo alemán Südkabel -Hans Wilms- para que, como muy tarde el lunes,  comunique si sigue interesado en comprar la empresa de cable camarguesa o se retira del proceso.

Se trata de una medida que han adoptado tras constatar que las negociaciones con  la preadjudicataria germana se han ralentizado en las últimas semanas, lo está provocando pérdida de clientes y de liquidez.

En caso de que no hubiera respuesta o ésta fuera negativa, el Plan de Liquidación entraría en una segunda fase y se comenzaría un nuevo periodo de subasta pública para vender la factoría por unidades productivas.

Y si en esta fase no hubiera compradores, los 217 trabajadores que permanecen en un ERE temporal hasta el 30 de septiembre se encontrarán con el peor escenario posible, pues verán cómo su empresa comienza a ser liquidada por partes y comienzan a venderse las máquinas, el material, los terrenos, las naves, y todo lo que pueda sacar a la venta.