Camargo presta ayuda económica para que pacientes crónicos puedan seguir sus tratamientos


En los últimos dos años el Ayuntamiento de Camargo ha ayudado a 14 personas que padecen enfermedad crónica para que puedan seguir su tratamiento médico sin que la adquisición de los medicamentos sea un problema.

La ayuda se presta mientras estos vecinos tramitan las prestaciones o ayudas de otras administraciones. Para ello, el sistema de apoyo a las personas y familias en dificultades a causa de la situación económica se extiende también en Camargo a la atención sanitaria.

“El Ayuntamiento es uno de los que en España concede prestaciones a personas bajo tratamiento por enfermedad crónica, con especial atención a los casos de salud mental, mientras se desarrolla la tramitación de alguna prestación económica y hasta que se produce el primer cobro”, explican en el Consistorio.

Tramitación

Estas ayudas se conceden con periodicidad mensual y por tiempo determinado y su solicitud debe realizarse a través de los Servicios Sociales municipales.

Una vez concedida, el Ayuntamiento emite un documento de autorización según modelo existente, que será entregado a la persona para presentarlo en la farmacia y retirar los medicamentos autorizados.

Durante el año 2012 se concedieron once ayudas para la adquisición de medicamentos necesarios para cumplir un tratamiento médico. Hasta mayo de 2013 se han concedido tres ayudas más para la observación de tratamientos prescritos.

Esta línea de apoyo social al ciudadano en situación de dificultad económica completa la que el Ayuntamiento ya presta a 24 mujeres con menores a su cargo dentro de la Asistencia a la Renta Social Básica y a 34 familias a través de las Ayudas Económicas de Emergencia que tienen como objeto ayudar cuando los ingresos no alcanzan a cubrir las necesidades básicas o cuando son tan escasos que hacer frente a un gasto inesperado pero inevitable se convierte en algo imposible.

El alcalde de Camargo, Diego Movellán ha explicado que “la Administración tiene unos plazos para gestionar la ayuda al ciudadano que a veces no se correspondecon la urgencia que éste tiene por recibirla, por lo que en situaciones como puede ser la dificultad para seguir un tratamiento médico por falta de recursos para adquirir medicamentos, hay que arbitrar medidas urgentes porque esperar supone que una persona va a sufrir consecuencias negativas en su salud y un municipio que quiere ser solidario y justo no puede permitirlo”.