La Unión critica la limpieza de los centros escolares de Camargo


La formación política La Unión ha denunciado “la deficiente limpieza de los centros escolares”, y ha acusado al alcalde de Camargo, Diego Movellán de “menospreciar y poner en peligro la salud de los niños camargueses, habiéndose ya presentado quejas por varias Asociaciones de Padres de Alumnos, por la deficiente limpieza de los centros escolares, y los incumplimientos con los discapacitados de Camargo, denunciados por ASPAYM en su último boletín”.

“A pesar de que el alcalde ha reiterado en varias ocasiones que no ha autorizado el despido de limpiadoras de la contrata municipal“cuando es obligatoria su permiso escrito previo, según así consta en el concurso público del que resultó la nueva empresa adjudicataria, éstas no han sido readmitidas en su puesto de trabajo, y la consecuencia es que la mala limpieza de los centros escolares”, señalan.

Desde La Unión consideran que “el alcalde consiente que los suelos de los colegios no estén barridos, que haya telarañas en la sala de profesores, que los servicios de los niños y profesores se limpien en sólo 2 minutos o menos, y sin productos adecuados, que permanezcan las migas de los desayunos en la ludoteca día tras día sin ser limpiados, en lo que constituye en claro menosprecio a la salud de los niños de Camargo”.

En este mismo sentido, La Unión se hace eco del último boletín informativo de La Asociación de Parapléjicos y Discapacitados Físicos de Cantabria.

“En el boletín de ASPAYM se denuncian los incumplimiento y mentiras del alcalde de Camargo, Diego Movellán, y donde se expone también que lo poco que se ha hecho para mejorar la calidad de vida y accesibilidad de las personas con discapacidad por este alcalde es una auténtica chapuza, recordándole los proyectos por ellos presentados que no ha tenido en cuenta, lo que constituye un severo desprecio hacia este colectivo, y como siempre un ataque a los colectivos más vulnerables y desprotegidos de la sociedad, lo que se ha convertido ya en norma de la casa”, señalan.

Por ello, desde La Unión proponen al alcalde de Camargo que “se deje de sectarismos y gobierne para todos los camargueses, ordenando readmitir a las limpiadoras despedidas para dar un óptimo servicio de limpieza en los colegios y dejar de atentar contra la salud de los niños de Camargo y al mismo tiempo atienda las propuestas de ASPAYM, para conseguir un Camargo sin barreras, que facilite la calidad de vida y accesibilidad de este colectivo”.