Camargo celebró el Trofeo San Juan de baloncesto en silla de ruedas (Fotografías)


El Baloncesto Cantabria y el Salto Bera Bera de San Sebastián disputaron ayer el Trofeo San Juan de baloncesto en silla de ruedas.

Fue un encuentro en el que, más allá del resultado, lo importante era poder presenciar de cerca a unos deportistas con auténtico espíritu de superación.

El partido de ayer domingo era la devolución de la visita que los de Camargo realizaron el pasado 2 de mayo a la ciudad vasca y que perdieron por un marcador muy ajustado (41-40) que estuvieron a punto de voltear de no haber fallado dos tiros libres en los últimos instantes.

En esta ocasión, la victoria se quedó en casa por 40-33 tras un encuentro en el que los locales fueron claros dominadores durante la mayor parte del mismo.

Este deporte está basado en el baloncesto, aunque introduce algunas modificaciones para reflejar el uso de la silla en el juego y para armonizar los distintos niveles de discapacidad en los jugadores.

Ayer al finalizar el partido todos los espectadores presentes en el Pabellón Matilde de la Torre independientemente del equipo que fueran arrancaron a aplaudir, mientras en la cancha los jugadores que se habían batido hacia unos instantes se saludaban amistosamente.

Fue una muestra de los verdaderos valores del deporte y un ejemplo que debería servir para que otras disciplinas más profesionalizadas recuperaran esos valores.