Ocho mínimas nacionales y una nueva plusmarca regional en el Control de Verano de Natación


El Control Federativo de tiempo organizado por la Federación Cántabra de Natación el domingo en la piscina municipal de Cros en Maliaño, fue una jornada inolvidable para la natación cántabra que dejó 8 mínimas nacionales y una nueva plusmarca regional.

Hasta la fecha, la natación cántabra ya sumaba una cifra histórica de 21 nadadores con un total de 55 mínimas nacionales, tras la jornada de control disputada la cifra se eleva a un nuevo record de 24 nadadores y 63 mínimas nacionales. El mejor resultado de la natación cántabra en su historia moderna.

Uno de los mejores nadadores cántabros absolutos, Francisco de la Granja (CN Piélagos), tenía la difícil tarea de lograr alcanzar la mínima nacional para el Cpto. de España Absoluto de Verano en la prueba de 100 braza, teniendo que lograr una marca batiendo la actual plusmarca regional que el mismo poseía.

El nadador de Piélagos no defraudó y marco un excepcional tiempo de 1.02.48, logrando la mínima y una nuevo record de Cantabria absoluto.

En la misma prueba, Pablo Fernández (CN Camargo), también pudo lograr la mínima nacional en la categoría infantil tras parar el crono en un tiempo de 1.15.74.

En la prueba de 400 libre los nadadores Jorge Bedia (CN Camargo) con un tiempo de 4.15.59 y Carlos Quevedo (CN Torrelavega) con un registro de 4.27.33 lograban la mínima nacional para el campeonato de España infantil de verano.

Lucía González (CN Torrelavega) que ya tenía la mínima en 100 espalda, alcanzó en el control de tiempos sumar la mínima nacional infantil en el 200 espalda con un tiempo de 2.33.29.

Otra nadadora que se sumó al grupo de chicas con mínimas para los campeonatos de España de verano fue la nadadora del A.C.N. Marisma Paola Eguiluz.

La santanderina en la prueba de 100 libre obtuvo un tiempo de 1.07.29, rebajando su marca personal y alcanzando la mínima nacional Alevín. Juan Díez, el nadador del C.N. Astillero, que ya tenía la mínima en 100 espalda sumó otra mínima más, esta vez en la prueba de 200 espalda al parar el crono el un tiempo de 2.22.71.

Otro de los grandes protagonistas fue el camargués Javier de la Hera, que sumó su décima mínima nacional, esta vez en la prueba de 200 braza, tras lograr un registro de 2.25.83. Este joven nadador se ha convertido en el cántabro con más mínimas nacionales logradas en una temporada.

A pesar de no lograr por escasas centésimas la mínima nacional destacaron Javier Fraile y Moisés Arenas del C.N. Campurriano en la prueba de 50 libre, Marta Lucio del C.N. Playa Salvé en 100 espalda, Lucía Núñez del C.N. Camargo en 100 mariposa.

Finalizada la jornada del control, el C.N. Camargo realizó la prueba de exhibición de relevo 50×50.