Camargo pueblo organiza una excursión al Museo de Boinas de Balmaseda


celebrará el próximo mes de agosto la ‘Excursión del pueblo’ dirigida a aquellos jubilados y pensionistas que estén inscritos en el censo de la localidad.

En esta ocasión la cita será el 10 de agosto y el destino será la localidad vizcaína de Balmaseda, donde se ubica el Museo de Boinas de la histórica compañía Boinas La Encartada

Los participantes en esta actividad podrán conocer este enclave turístico de gran envergadura que envuelve al visitante en la época de la Revolución Industrial.

La salida está programada a partir de las 8:00 horas desde el Bar Cuca, el Polideportivo y la Iglesia de San Miguel. Además de esta visita, también se pasará por Bilbao donde se celebrará la comida en un restaurante de la villa, y en Hoznayo.

Todas las personas que deseen participar deberán ponerlo en conocimiento de la Junta Vecinal que preside o de cualquiera de sus miembros, o bien comunicarlo por a través de los teléfonos 670 70 34 67 o bien 942 25 88 19. El plazo para apuntarse se cierra el 31 de este mes de julio.

El Museo

El Museo de Boinas La Encartada nació de un largo proceso de restauración de la antigua fábrica de Boinas que lleva su nombre. Probablemente, éste sea el único museo de toda Europa que incluye en el mismo complejo la propia fábrica que conserva en buen estado prácticamente toda la maquinaría de una cadena productiva que abarca el proceso completo, además de la colonia obrera con sus dos edificios de viviendas, la capilla-escuela y un entorno paisajístico de excepcional calidad, en la vaguada del río Cadagua.

El museo cuenta en la actualidad de dos plantas habilitadas. En la planta baja los visitantes de pueblo encontrarán una sala de audiovisuales en el que se proyectará un vídeo de introducción con testimonios de los propios trabajadores y trabajadoras y una exposición permanente que divulgará con paneles, documentación y objetos diversos, los valores específicos e históricos de La Encartada, su equipamiento, su colonia obrera, etc.

A lo largo del pasillo de esta misma planta irán apareciendo los elementos relacionados con el antiguo proceso de lavado de lana, los vehículos de servicio de la fábrica, los talleres auxiliares y el hall de acceso a la turbina. Además también podrán ver la central hidroeléctrica, actualmente en marcha.

En la planta superior se accede a la línea de fabricación y maquinaria con secciones como el cardado e hilatura, el tejido de la boina, el remallado, etc. También se encuentran allí las antiguas oficinas y despachos.

La fábrica se fundó el 14 de enero de 1892 por iniciativa del por iniciativa de un indiano de la villa, Marcos Arena, quien levantó el conjunto industrial que básicamente ha llegado intacto hasta nuestros días.

La fábrica mantuvo hasta su cierre en 1992 una línea de producción integral, que adquiría la materia prima en crudo y realizaba el hilado de la misma, para después dedicarse a la confección, tanto de boinas (su principal producto), como de mantas, paños, bufandas, calcetines, madejas o pasamontañas.

Este restaurado Conjunto Monumental recoge un sector industrial poco representado en el territorio como es el textil lanero, que fue motor de implantación de los avances técnicos de la era fabril.