Dover se convierte en la nueva propietaria de Candemat


La empresa catalana se ha convertido este miércoles en la propietaria de , a falta de que Hacienda, la Seguridad Social y el Fondo de Garantía Salarial, que son los acreedores, autoricen la operación.

De esta manera, Dover se hará cargo de los 2,6 millones de euros que la planta matricera de Maliaño mantiene con estas instituciones, según informa Europa Press.

En cuanto a la plantilla, de los 123 trabajadores que formaban la plantilla, 47 han sido despedidos y el resto ha sido subrrogado por el comprador.

Actualmente la mayor parte de la plantilla se encuentra en un ERE de suspensión que finaliza este mes. No obstante, de los 76 operarios que mantienen su trabajo una parte entrará en un nuevo ERE temporal aunque se calcula que una treintena participará desde el principio en esta nueva etapa. El resto se irá incorporando a medida que vayan llegando los encargos.

Candemat entró en concurso de acreedores en 2007 y desde entonces se han llevado a cabo dos intentos de venta que se han frustrado. El primero con la firma alemana GIW y el segundo con la vasca Nortec.