La Escuela de Medio Ambiente de Camargo representó a Cantabria en un encuentro nacional organizado por la UNESCO


La Escuela de Medio Ambiente de representó a XXVI Encuentro de la Red Española de Escuelas Asociadas de la , celebrado del 3 al 6 de julio, que contó con 110 asistentes.

Al encuentro, que tuvo como objeto la presentación de trabajos sobre Cultura de Paz, Desarrollo Sostenible o Patrimonio que las distintas escuelas asociadas han desarrollado durante el último curso escolar, acudieron también miembros de los equipos docentes de los colegios Juan de Herrera y Altamira.

En línea con el planteamiento adoptado por la red de Cantabria desde 2010, en que adoptaron la decisión de trabajar todos los años de manera conjunta (Patrimonio musical de Cantabria, en 2010; Tren de la Paz, en 2011; Patrimonio Industrial, en 2012) eligiendo un proyecto común en el que pudieran integrarse la mayor parte de las catorce escuelas asociadas de la región, presentaron en el XXVI Encuentro de la Red de Escuelas Asociadas de la UNESCO, el proyecto denominado ‘Los alimentos locales como patrimonio rural de Cantabria’.

En él participaron diez escuelas cántabras: CEIP Mateo Escagedo Salmón (Cacicedo de Camargo), CEIP Juan de Herrera (Maliaño), Colegio Altamira (Revilla de Camargo), Escuela Municipal de Medio Ambiente (Revilla de Camargo), IES La Granja (Heras), Centro de Estudios Castroverde (Santander), Colegio La Anunciación (Santander), CEIP Bajo Pas (Arce de Piélagos), Colegio Antonio Robinet (Vioño de Piélagos), y Colegio Nuestra Señora de La Paz (Torrelavega).

Teniendo en cuenta que en algunas escuelas fue realizado como proyecto de centro, han participado en él unos 2.100 escolares de estas duez Escuelas Asociadas de la UNESCO de Cantabria.

El proyecto conjunto adopta los alimentos locales como parte fundamental del patrimonio rural, la que atañe a los productos de la tierra adaptados a las condiciones locales y a las necesidades de los hombres y mujeres que los elaboran. Y los investiga y trabaja a través de las costumbres, las comidas y recetas, los platos tradicionales, los personajes históricos, las fiestas, los remedios naturales, los nombres de calles, los deportes y los oficios tradicionales.

El objetivo último del proyecto ‘Los alimentos locales como patrimonio rural de Cantabria’ es el de contribuir a la recuperación del patrimonio rural fuera del tópico habitual que lo asocian con la nostalgia de tiempos pasados. Muy al contrario, el proyecto pretende valorizar el patrimonio rural, dar una imagen renovada y positiva de sus territorios, mostrarlo como portador de proyectos de desarrollo presente y futuro, que movilice los actores económicos de la zona.

El proyecto fue valorado muy positivamente en el XXVI Encuentro de Alcoi – Orihuela, por ser conjunto, por integrar los trabajos particulares de cada una de las diez escuelas participantes, y por hacerlo mediante la transversalidad de los alimentos, que cada vez preocupan más a la población en general.

Por ello, la Red de Escuelas Asociadas de la UNESCO de Cantabria, ve compensado con creces el gran esfuerzo realizado para desarrollar este proyecto, y considera que merece la pena hacerlo.

Y ha recibido además la buena noticia de que para el próximo curso, se continuará trabajando el Patrimonio Rural a nivel del Estado Español, por lo que está preparando ya una Feria – Romería tradicional, que se celebrará muy probablemente en el Parque de Cros de Maliaño, en torno al mes de octubre.