El sindicato CSI-F pide un referéndum para que “todos” los trabajadores decidan el futuro de B3



La sección sindical de CSI-F en B3Cable Maliaño ha denunciado las informaciones dadas a la prensa por el presidente del Comité de Empresa, informaciones que califican de “sesgadas, manipuladoras y falsas”.

Según relata el sindicato, el pasado lunes 5 de agosto los administradores concursales, CC.OO y CSI-F asistieron a una reunión en la que los administradores comunicaron que existe una oferta por toda la maquinaría y dos ofertas de continuidad de la fábrica de Maliaño. Una reunión a la que, según CSI-F, “los representantes de UGT no asistieron”.

CSI-F recuerda que una de esas dos ofertas la ha realizado Sudkabel por 4.500.000 euros, sin subrogación de trabajadores, compromiso de actividad y con el compromiso de presentar un Plan de Viabilidad para la empresa.

Sudkabel se compromete a una contratación inicial de 25 trabajadores, en los primeros cinco meses aumentaría la plantilla hasta los 60 trabajadores, en un año llegarían a los 100 y pasados dos años la empresa se compromete a contratar a 150 empleados.

La otra oferta ha sido realizada por Maliaño de Cable S.L. por 3.000.000 euros, con compromiso de subrogación entre 15 y  47 trabajadores y sin Plan de Viabilidad.

Durante esa reunión informativa, los representantes de CSI-F manifestaron que “la mejor oferta era la alemana Sudkabel porque la veíamos una empresa de futuro”. Este sindicato expuso entonces que esta oferta tenía un punto fuerte para todos los trabajadores, ya que “todos partimos desde la misma línea de salida sin ningún privilegio sindical”. 

Según explican desde CSI-F “nos hemos enterado que cuatro miembros de UGT y el director de la empresa, Ignacio Adalia, son los que están detrás de la oferta de Maliaño de Cable S.L.”. Por este motivo, mantienen desde esta sección sindical, “ahora entendemos  por qué llevamos una serie de trabajadores todos los jueves durante 13 meses en la puerta de la fábrica y desde UGT no se ha realizado ningún tipo de manifestación”.

Este sindicato sostiene que “todos sabían que los ingleses se llevaron dinero a paraísos fiscales”. Por ese motivo, creen desde CSI-F, que “el director como la mayoría sindical UGT son presuntamente culpables, tanto si lo sabían por callarse como si no lo sabían por no enterarse”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios mantiene que “hay información directa de la dirección de Sudkabel” que para el futuro de B3Cable Maliaño “no se iba a contar ni con el director Ignacio Adalia ni con el Comité de Empresa”. Por este motivo creen que “nace esta última oferta, para salvar sus puestos de trabajo sin importarles el resto de los trabajadores”.

La sección sindical de CSI-F en la planta de Maliaño considera “que están engañando a los trabajadores y a la opinión pública”. Por eso, “solicitan a la Juez, la Inspección de Trabajo y a los administradores concursales que lleven a cabo un referéndum para que sean todos los trabajadores los que decidan el futuro de la empresa y no una mayoría sindical, parte interesada en la compra de B3Cable”.

Mientras tanto, desde CSI-F, insisten en que seguirán en ” la puerta de la fábrica todos los jueves de doce del mediodía a una de la tarde”. Este sindicato reclama “la presencia de todos los trabajadores” en estas futuras concentraciones y les pide que “quiten el miedo de una vez”.