El servicio de bicicletas de Punta Parayas logra 1.648 usuarios en dos meses


Un total de 1.648 personas ha utilizado en dos meses las bicicletas del Servicio Municipal de Préstamo del Ayuntamiento de que han realizado 3.270 usos entre el 15 de junio y el 10 de agosto.

Además, 15 usuarios han sido penalizados tras detectarse la utilización inadecuada de las bicicletas o el uso de las mismas no acorde a la normativa que regula este sistema gratuito para el usuario.

Así, se han registrado en estos casi dos meses tres penalizaciones a usuarios por no llevar casco, tres penalizaciones por utilizar dos personas a la vez la misma bicicleta, cuatro por realizar la devolución fuera del horario establecido y cinco por mal uso generalizado.

La penalización por una incidencia grave o por la acumulación de tres leves supone la imposibilidad de utilizar el servicio durante toda la temporada.

El Ayuntamiento ha adquirido este año un total de 30 nuevas bicicletas destinadas a mejorar la comodidad y la seguridad de los usuarios que cada año disfrutan a través del Servicio Municipal de Préstamo de Bicicletas de la posibilidad de realizar los recorridos de los dos tramos de carril bici que discurren en .

Con esta adquisición, Camargo ha renovado  algo más de la mitad de las bicicletas que se ponen al servicio de los usuarios y lo hace incorporando modelos más pequeños y ligeros y poniendo a  disposición de los usuarios 30 bicis en modelos para  adultos y 14 para niños mientras que otras 15 quedan en reserva disponibles para sustituir inmediatamente a las que sufran averías.

El servicio se presta de forma totalmente gratuita para el usuario en horario de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 21:00 horas de lunes a domingo y durante un máximo de dos horas.

Para acceder a una bicicleta es  imprescindible presentar el DNI. Cada usuario recibe con ella  un casco de protección y chaleco reflectante, que en el caso de los adultos es opcional y obligatorio para los niños.

Los menores de edad que quieran hacer uso del servicio de préstamo deben acudir acompañados de sus padres o presentar una autorización firmada por éstos.