El Equipo de Gobierno llevará a Pleno la extinción de la Fundación Deportiva y Cultural


El Pleno Municipal de Camargo que se celebrará el jueves 29 de agosto verá entre sus puntos la adopción de las medidas legales precisas para la extinción definitiva de la Fundación Deportiva y Cultural, un organismo creado en noviembre de 2000 y paralizado en 2011 “tras evidenciarse irregularidades en la gestión de las aportaciones económicas que el Ayuntamiento solicitaba a empresas privadas con el objetivo de transformarlas en subvenciones a colectivos”, indican desde el Consistorio.

“Parte de estas empresas eran adjudicatarias de contratos del Ayuntamiento que según manifestaron posteriormente entregaban las cantidades después de recibir una carta firmada por anteriores regidores en la que se solicitaban cantidades concretas estimadas en proporción al contrato adjudicado”.

La existencia de “prácticas dudosas” en la gestión del dinero de una Fundación que contaba también con aportaciones municipales, llevó a Diego Movellán a “poner en cuarentena” el organismo ya en 2011 a su llegada a la alcaldía.

La Fundación paralizó así su actividad, si bien su clausura definitiva se ha visto “dificultada” en este tiempo por numerosos “escollos “derivados a su vez de “irregularidades” en la constitución del Patronato “y de falta de documentación sobre el funcionamiento de la Fundación ya que en sede municipal tan solo fue posible localizar algunas fotocopias, resguardos bancarios en los que se ponen de manifiesto entregas de dinero en cheques al portador”.

Apertura del expediente para su extinción

Además se votará la realización de una auditoría externa para llevar a cabo de la contabilidad de la Fundación, paso este que ha resultado ser imprescindible para la presentación de las cuentas del organismo ante el Protectorado de Fundaciones ya que sin la previa rendición de estas cuentas al Protectorado no cabe la posibilidad de proceder a la extinción.

“Y es que la Fundación Deportiva y Cultural de Camargo, creada en 2000, nunca presentó sus cuentas a pesar de haber sido requerida oficialmente para hacerlo hasta 12 veces entre 2001 y 2011″.

“La Fundación fue creada por anteriores equipos de Gobierno con el objetivo de captar dinero privado para el apoyo a la actividad cultural y deportiva. Recibía aportaciones de empresas privadas y de dinero público y se convirtió en cauce por el que se distribuyeron estas cantidades de forma opaca, sin necesidad de atenerse a la fiscalización a la que se somete el gasto municipal y sin que los ciudadanos tuvieran que saber a quién o por qué concepto se hacia entrega del dinero, cantidades que llegaban a entregarse mediante cheques al portador”.

Movellán paralizó la actividad de la Fundación y ya en septiembre de 2011 comenzó a reclamar a los anteriores gestores la documentación contable, cuentas anuales, balances y cuentas de resultados además de actas y memoria anual, con el fin de extinguir este organismo .

A día de hoy, el capital del que dispone la Fundación asciende a 5.411 y 3.723 euros depositados en dos cuentas de dos entidades bancarias diferentes.

“Se estima que en la década en la que desarrolló su actividad gestionó cerca de dos millones de euros de dinero tanto público como privado que repartió sin ofrecer las garantías de transparencia, justicia e igualdad de condiciones a la hora de solicitar subvenciones que son exigibles a la Administración”, concluye en Ayuntamiento en un comunicado.