CSI-F insiste en que Südkabel es “la menos mala” de las opciones posibles


A la espera de que se confirme de manera oficial que la empresa Südkabel es la adjudicataria de B3 Cable, una decisión que en principio se dará a conocer mañana viernes, desde el sindicato CSI-F han dado a conocer que desde la empresa alemana se les ha insistido que no se va a vender ni máquinas ni terreno, sino que la intención es “reflotarla y hacerla competitiva”.

Desde esta sección sindical se recuerda que “todo lo que han comprado lo han reflotado” y que el grupo Wilms al que pertenece Sudkabel, que está integrado por 65 empresas en varios países, dirigirá los departamentos financiero y de compras, mientras que el resto será “totalmente independiente”.

Desde CSI-F señalan que les ha dicho a los trabajadores que se empezaría con 25 trabajadores, de los que 11 serán empleados, 10 técnicos de fabricación, y 4 técnicos de mantenimiento, y que el objetivo es que a partir de 2014 se vaya aumentando mensualmente la plantilla, hasta alcanzar al menos los 80 nuevos empleados en octubre del próximo año y “si aumentarían los pedidos previstos aumentaría el numero de trabajadores, esperan tener a partir del tercer año de 120 a 150 trabajadores de los que empleados de oficinas y mandos no pasaría del 25 por ciento”.

La empresa también calcula que a partir del segundo trimestre la empresa empezaría a obtener resultados y que tendrá mejor soporte financiero, acceso a la realización de inversiones en maquinaria y acceso a materias primas un 70% del coste real del cable.

Finalmente la sección sindical de CSI-F, que ha apoyado esta oferta desde el principio por considerarla “la menos mala”, indica que en esta nueva etapa las bajadas salariales serán escalonadas “desde un mínimo del 17% del que menos cobra al 65% máximo, realizando una media total del 25 % al conjunto de toda la plantilla”.