Camargo quiere ahorrar un 62% en iluminación exterior


El Ayuntamiento de Camargo ha encargado una auditoría sobre las condiciones en que se encuentran los equipos de iluminación exterior y las posibilidades de reducir el consumo energético y la emisión contaminante de CO2 que se emite al medio ambiente.

Camargo cuenta con un total de 6.067 puntos de luz de alumbrado exterior, 167 cuadros de mando y 2.400 luminarias. La auditoría ha revelado que el 90% de las zonas iluminadas lo está en exceso y que el 99% de los equipos analizados está obsoleto o es mejorable en cuanto a consumo y emisiones al medio.

La auditoría recomienda regular la intensidad de la luz de forma progresiva según la luz natural de modo que el consumo y la intensidad de luz artificial sea mayor de noche y vaya reduciéndose de forma paulatina mientras amanece. Esta medida de eficiencia energética supone un ahorro del 49% del consumo en algunos puntos.

seguros/” target=”_blank”>

Con la adopción de las medidas propuestas en la auditoría y que pasan por la sustitución de equipos e instalación de herramientas de regulación de la potencia se estima que se alcanzaría un ahorro del 62% en el gasto y una reducción de la contaminación por Co2 emitida a la atmósfera del 1.668 toneladas.

Camargo ha comenzado a adoptar algunas medidas en este sentido con la actualización de los equipos de alumbrado instalados en el Parque de la Ría del Carmen que han debido adecuarse a la normativa de obligado cumplimiento del Gobierno de Cantabria recogida en el Reglamento de Prevención de la Contaminación Lumínica así como a las indicaciones a nivel nacional recogidas en el Reglamento de Eficiencia Energética en Instalaciones de Alumbrado Exterior.

Para ello se ha llevado a cabo el cambio de los 24 puntos de iluminación con los que cuenta el parque que han sido ya sustituidos por luminarias antivandálicas que garantizan una mayor durabilidad, un menor consumo y una adecuada orientación de la luz que se proyecta ahora íntegramente hacia el suelo.

La sustitución de los puntos de luz recupera la adecuada iluminación de una zona muy transitada y cuya dotación se había visto afectada por acciones vandálicas de las que han sido objeto las luminarias tipo globo con las que estaba dotado el parque. Las nuevas farolas reducen el gasto de energía ya que con los modelos anteriores la mitad de la luz se emitía hacia el cielo generando además contaminación lumínica.

Estos trabajos han contado con un presupuesto próximo a los 10.000 euros mientras que se estima que la reducción en el consumo de energía eléctrica anual con estos nuevos equipos llegará hasta un 73 % lo que supone una disminución de la factura eléctrica anual de 3.868 €.