La película biográfica de Hannah Arendt llega este fin de semana a Camargo


La película biográfica sobre Hannah Arendt, llega este fin de semana a La Vidriera acercándonos a este importante personaje que asistió a uno de los momentos históricos del siglo XX.

Arendt fue una filósofa judío-alemana, discípula de Heidegger, que trabajó como periodista en el juicio a Adolf Eichmann, el nazi que organizó el genocidio del pueblo judío durante la II Guerra Mundial, conocida por “la solución final”.

Exiliada en los Estados Unidos fue enviada a Jerusalén por The New Yorker a cubrir este proceso judicial. Durante cuatro años, Hannah trabajó, marcada por la controversia, escribiendo un libro titulado ‘Un informe sobre la banalidad del mal’, el cual provoca inmediantamente un escándalo internacional.

Lo que dice la crítica

“Interesantísima (…) lejos de la hagiografía (…) experimentar en el cine las vivencias de alguien como ella [Hannah Arendt] es un agradecido volcán de sabiduría” (Javier Ocaña: Diario El País)

“Entre escenas reales del juicio y las palabras, toneladas de palabras (en ocasiones, ese tono didáctico le pasa factura a la cinta) el público conoce mejor la vida de los exiliados en Norteamérica, el daño irreparable que Hitler les provocó (…) Y a la inteligente Arendt” (Carmen L. Lobo: Diario La Razón)

“La película es reflexiva y elegante (…) El personaje lo interpreta con mucho carisma Barbara Sukowa, y la presencia de archivo, datos e imágenes documentales redondean un clima propicio para atragantarse” (E. Rodríguez Marchante: Diario ABC)

“[Von Trotta] sabe mantener un exquisito equilibrio. Filma una crónica solvente y, en tiempos proclives a la demagogia, aporta una mirada nada desdeñable sobre el poder, el ultranacionalismo y las falsas apariencias” (Lluís Bonet Mojica: Diario La Vanguardia)

“Tiene aires pesadamente alemanes, un poco didactista de más, un poco demasiado atada a la palabra. Pero es también lúcidamente denunciatoria y compensada en el balance final entre búsquedas y logro”(M. Torreiro: Fotogramas)

“Filme más interesante que gustoso, sin embargo, no alcanzaría el impacto que se propone si no fuese por la presencia abrumadora de las imágenes documentales del histórico juicio (…) espléndida Barbara Sukowa” (Carlos Marañón: Cinemanía)