El Ayuntamiento de Camargo arreglará el aparcamiento de La Vidriera



El aparcamiento de La Vidriera ofrecerá dentro de unos meses una imagen renovada, con nueva iluminación, aceras para peatones, plazas para motos y aparcabicis, así como un firme renovado.

Camargo ha presentado este proyecto con un presupuesto a la convocatoria de ayudas que concede el Gobierno de Cantabria a los ayuntamientos para el desarrollo de obras.

Con un presupuesto de 230.037,54 euros, estas obras permitirán que el Centro Cultural La Vidriera celebre en 2014 su 25 aniversario viendo solucionado el deficiente estado del aparcamiento que da servicio a una instalación intensamente utilizada por los vecinos.

En la actualidad, el firme del aparcamiento ubicado junto al Centro Cultural de La Vidriera se encuentra en un mal estado que se hace evidente en la presencia de de abombamientos y baches que hacen complicada la circulación y aparcamiento de vehículos y provocan la existencia habitual de charcos.

Según han evidenciado las catas realizadas para la redacción del proyecto, en la construcción del aparcamiento se utilizaron cenizas como base del firme hasta una profundidad de 1,30 metros.

La situación actual del aparcamiento hace preciso excavar hasta esa profundidad para retirar todo el material, sanear y garantizar la durabilidad de los trabajos de renovación.

Además, el vial que conecta el aparcamiento con la zona de estacionamiento situada detrás de La Vidriera no dispone de acera, por lo que los ocupantes de los vehículos que aparcan en el lateral de este vial se ven obligados a transitar por la calzada.

Plazos

Tres meses de trabajos serán precisos para poner fin a esta situación y hacer posible que el entorno de La Vidriera presente su nuevo aspecto, tal y como recoge un proyecto que incluye la renovación total del firme, la reordenación de las plazas y la mejora en la iluminación con la reubicación de las luminarias.

Una vez finalizados los trabajos quedarán reservados y señalizados espacios para el estacionamiento de motocicletas y bicicletas, así como tres plazas de aparcamiento para discapacitados en la entrada.

El proyecto contempla además la mejora del firme en el vial anexo que une la Avenida de Cantabria y el aparcamiento trasero de La Vidriera, construyendo una acera lateral que comunique las existentes.

El proyecto presta especial atención a las obras relativas a la canalización y drenaje de aguas así como a la construcción de una nueva canalización de energía eléctrica para el futuro soterramiento de la actual línea aérea.

Se construirá una acera de un metro de ancho junto al vial que comunica la Avenida de Cantabria y el aparcamiento trasero, previa demolición del murete de hormigón existente.