Un total de 29 empresas ha solicitado ya formar parte del Registro Voluntario de Licitadores


Desde que el pasado mes de mayo el publicara la aprobación definitiva de la que regulaba el nacimiento del de Camargo, ya son 29 las empresas y autónomos que han solicitado su inclusión.

Este registro nace para facilitar la transparencia en la gestión de la adjudicación de contratos y para simplificar de los trámites administrativos a las empresas que optan a que se les adjudiquen contratos para realizar obras, prestar servicios o convertirse en suministradores del Ayuntamiento.

“Estas empresas debían hasta ahora presentar toda la documentación relativa a su actividad cada vez que optaban a un nuevo concurso mientras que ahora bastará con una única vez”, enfatizan desde el Ayuntamiento.

Por otra parte el Registro pretende facilitar la participación de cuantas más empresas en los concursos que convoca la administración local de Camargo al ampliar la transparencia en aquellas contrataciones que por su importe podían realizarse mediante procedimientos que no precisaban de publicidad.

Siete de las empresas que han solicitado formar parte del registro han completado totalmente el proceso de inscripción en el registro, mientras que el resto de ellas se encuentra pendiente de aportar documentación o de completar algún trámite.

En el Ayuntamiento reconocen que es un procedimiento “prolijo pero que evita que toda la documentación que es requerida en al inicio lo sea de nuevo en el futuro”. De hecho, las empresas no inscritas en el Registro, deben presentar toda la documentación cada vez que optan a una adjudicación.

Formar parte del Registro de Licitadores tiene carácter voluntario y no es un requisito necesario para concurrir a los procedimientos de contratación ni supone contar con preferencia en la adjudicación de contratos. La inscripción es gratuita y puede efectuarse en los Servicios de Secretaría en cualquier momento en el que la empresa lo solicite.

Evitar “zona de sombra”

Camargo aprobó en el Pleno del pasado 28 de febrero la creación de este registro a propuesta del equipo de Gobierno tal y como señaló el alcalde Diego Movellán “con el fin de acabar con la existencia de una posible zona de sombra” que afectaba a los contratos de importes inferiores a los 50.000 euros. La adjudicación de éstos no está sometida a tantas exigencias de transparencia y publicidad como lo están aquellos que superan este importe.

En este Registro pueden inscribirse todas aquellas empresas y autónomos interesados en concurrir a las licitaciones que efectúe este Ayuntamiento para la adjudicación de contratos menores y licitaciones mediante procedimiento negociado sin publicidad de modo que en el caso de trabajos que se adjudican directamente porque su importe no exige que salgan a concurso o lo hagan en un formato que no garantiza su publicidad, las empresas inscritas en este Registro recibirán una invitación a participar.

El Registro de Licitadores recoge distintos apartados según que la actividad empresarial que desarrolla la empresa interesada en inscribirse. De las siete que han completado el procedimiento, cinco aspiran a la adjudicación de contratos de obras y dos a la prestación de servicios.

En cuanto al tamaño y volumen de facturación de las empresas registradas el perfil es diverso y es posible incluso encontrar entre los licitadores ya registrados un autónomo.

El Ayuntamiento, al objeto de que puedan presentar oferta si lo considera oportuno, informará a través de correo electrónico o fax a aquellos empresarios y empresas que se encuentren inscritos en el Registro de Licitadores, en las categorías o tipos de contratos que sean objeto de licitación, de las convocatorias que promueva mediante procedimiento negociados sin publicidad y que superen en su importe los 50.000 €.