Una reacción química sufrida en una empresa de Muriedas provoca la alarma por el fuerte olor


Una empresa ubicada en el Polígono La Maruca de Muriedas, dedicada a la gestión de residuos no peligrosos, sufrió ayer una reacción química que provocó un fuerte y desagradable olor en su entorno.

Este hecho provocó que algunos vecinos se alarmaran y llamaran a los servicios de emergencia, que se personaron en el lugar y comprobaron el origen de la pestilencia.

El alcalde, Diego Movellán, señaló que tras el análisis del aire se pudo constatar que no era tóxico y que no había peligro para la salud.