Adjudicadas las obras para eliminar las filtraciones de la Plaza de la Constitución


(Archivo)

El Gobierno de Cantabria ha adjudicado provisionalmente a la empresa Obras y Pavimentos los trabajos para la eliminación de las filtraciones a los garajes subterráneos de la Plaza de la Constitución.

Las obras tienen un plazo de ejecución de tres meses y un presupuesto de 103.681 euros y afectarán al perímetro de la Plaza donde se implantará un sistema para la captación y canalización de aguas pluviales de modo que se evite la acumulación de las mismas en el suelo como resultado del desnivel existente y con ello su filtración hacia los garajes. La Consejería financiará el importe de estos trabajos con cargo a los ejercicios 2013 y 2014.

Técnicos de la Consejería de Obras Públicas, que asume el 100% del importe de estos trabajos, explicaron en reunión mantenida con los vecinos que esta obra supone una primera acción para alcanzar la solución definitiva a las filtraciones.

El director general de de Carreteras, Vías y Obras del Gobierno Regional, José Luis Sánchez Cimiano explicó en su encuentro con los vecinos mantenido el pasado abril que esta obra es “fundamental” puesto que los técnicos han informado de que la falta de una adecuada canalización está detrás del origen de las filtraciones, y señaló que de no ponerse fin con estas obras al problema que afecta a los propietarios, la Consejería se compromete a realizar sucesivas actuaciones en la Plaza hasta la completa solución del problema.

El alcalde de Camargo, por su parte, ha valorado positivamente el arranque de los trabajos que “abren una puerta a la solución” y ha reiterado que “no vamos a parar de pelear por el fin de este problema si las obras que se van a acometer no solventasen las filtraciones de modo completo, definitivo y satisfactorio para los vecinos”.

Desde el Ayuntamiento indican que las filtraciones comenzaron tras la reforma de la Plaza, obras realizadas en la legislatura 2003-2007 por el Gobierno de Cantabria, y que han supuesto inversiones en total de cerca de dos millones de euros, cantidad en la que se incluyen los sucesivos trabajos que hasta hoy han tratado de reparar sin éxito las filtraciones en garajes que comenzaron a producirse tras la remodelación.