Camargo aprobará el pago de impuestos personalizado en el Pleno que se aplaza al lunes


Camargo se convertirá el lunes oficialmente en el primer municipio de Cantabria en ofrecer a sus vecinos en dificultades económicas la posibilidad de “personalizar” el calendario para el pago de algunos tributos en 2014.

El Pleno municipal verá desde las 19:00 horas -entre otros temas- la propuesta realizada por el alcalde, Diego Movellán, con el fin de que sea posible para las economías en peor situación abonar en nueve plazos los impuestos más gravosos para los bolsillos de los ciudadanos, como es el caso del Impuesto de Vehículos o el IBI.

“Técnicos de los Servicios de Recaudación y de Informática han venido trabajando intensamente en el último mes para realizar las modificaciones técnicas que van a permitir alterar el sistema de cobro de estos impuestos de forma radical para aquellos vecinos que por su situación económica así lo precisen”, explican desde el Ayuntamiento.

A este calendario especial de pagos van a poder acogerse las personas que perciban Ayuda Familiar o Renta Social Básica así como quienes habiendo finalizado alguna de estas prestaciones estén tramitando la otra.

Para poder abonar el Impuesto de Bienes Inmuebles o el de Vehículos en nueve plazos será preciso que los interesados presenten solicitud en el Ayuntamiento dirigida al Alcalde después de la aprobación el lunes del texto en el Pleno y antes del 20 de enero.

Desde Alcaldía se remitirá la solicitud a los Servicios Sociales para que los técnicos informen sobre su concesión antes del 31 de enero. Si antes del uno de marzo no se ha recibido notificación comunicándolo contrario, se dará por concedida.

Una vez sea admitida una persona en este plan especial de pagos, lo será para ese año y los siguientes salvo renuncia por el interesado o revocación por el Ayuntamiento.

Movellán ha explicado que este plan especial se dirige al perfil de ciudadanos responsables que siempre han hecho frente al pago de sus tasas en tiempo y forma y a quienes “la crisis les ha colocado en situaciones en las que pagar 45 euros es difícil y puede suponer para la familia la diferencia entre llegar o no a fin de mes mientras que a esta misma familia sí les resulta viable abonar esa misma cantidad en plazos de cinco euros”.

Camargo va así a evitar que situaciones de impagos puntuales contribuyan a agravar o a cronificar las dificultades de familias que de este modo permanecen al corriente de sus pagos y que no van a acumular recargos y deudas con la Administración local si se les facilita la fórmula para pagar.