Admitida a trámite la querella de la Junta Vecinal de Escobedo contra el director general de Industria por prevaricación


La Junta Vecinal de Escobedo de Camargo se ha querellado contra el director general de Innovación e Industria del Gobierno de Cantabria, Fernando Javier Rodríguez Puertas, por un presunto delito de prevaricación administrativa.

La pedanía explica a través de un comunicado que se ha querellado contra Rodríguez Puertas al considerar que está actuando en favor de Hormisa en el proceso que les enfrenta, y anuncia que el Juzgado de Instrucción Número 3 de Santander ha admitido a trámite la querella.

La Junta recuerda que Hormisa explota desde hace tres décadas dos fincas de su propiedad pero que una sentencia la obligó a desalojar las fincas el pasado 18 de octubre debido al impago reiterado de los alquileres en los últimos años.

Sin embargo, “casi de manera simultánea” Hormisa presentó ante el Gobierno de Cantabria una solicitud de expropiación de esas dos fincas, a través de una tramitación que la Junta de Escobedo considera que Rodríguez Puertas ha tratado de “acelerar” para “beneficiar” a la empresa.

Desde la pedanía consideran que se ha tratado de llevar adelante la expropiación antes de que se ejecutara el desalojo que obligaba a la empresa a abandonar las fincas.

Ahora, tras la admisión a trámite de la querella, desde la Junta Vecinal presidida por Esther Bolado han expresado su satisfacción por este paso y han mostrado su confianza en que la Justicia vuelva a darles la razón, como ya ha hecho en otras ocasiones, para beneficio de los intereses de todos los vecinos de Escobedo, “que son los verdaderos propietarios -dice- de esos terrenos que ahora una empresa quiere llevarse sin que aquellos que deberían de proteger el bien común hagan nada”.

Antecedentes

La Junta Vecinal de Escobedo explica que en 1982 firmó un contrato de explotación de ambas fincas que finalizaba el 23 de diciembre de 2012. Sin embargo, 2009 fue el último año que Hormisa pagó, lo que llevó a esta empresa a acumular una deuda con Escobedo de 149.698 euros, y obligó a la Junta a presentar una demanda por impago ante el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Santander.

Sin embargo, mientras se tramitaba el citado procedimiento judicial, y de forma simultánea, Hormisa solicitó al Gobierno de Cantabria, concretamente a Fernando Javier Rodríguez Puertas, añade, que se expropiaran ambas fincas a su favor. Ante ese inicio del proceso de expropiación la Junta entregó al querellado varias alegaciones, “pero o bien fueron rechazadas o bien simplemente ignoradas”.

Sin embargo, la Junta Vecinal de Escobedo considera en la querella ahora admitida a trámite que el director general de Innovación e Industria tuvo en cuenta que el desalojo debía ejecutarse el 18 de octubre, pues el 8 de octubre ordenó el levantamiento de actas previas a la ocupación, y el mismo día resolvió convocar para el día 15 de octubre las actas de ocupación “intentando con ello evitar el lanzamiento judicial previsto para el día 18 del mismo mes de octubre”.

Y lo hizo además “con una urgencia y diligencia desconocida en la práctica procesal administrativa, para entregar a la empresa HORMISA la posesión de los inmuebles”, sostiene la Junta Vecinal.

A esto hay que añadir que, tal como recoge la sentencia del Juzgado de 1ª Instancia nº 1 de Santander, las parcelas afectadas no fueron objeto de explotación por Hormisa durante los años 2009, 2010 y 2011, “es decir, que ni siquiera desde el punto de vista efectivo existe necesidad alguna de ocupación”.

Desde la Junta consideran “evidente” que el querellado tramitó el expediente de expropiación para evitar “por todos los medios la ejecución del fallo judicial firme” dictado a favor de la Junta Vecinal de Escobedo para el desalojo de Hormisa “con las gravísimas consecuencias que ello conlleva” para los bienes vecinales.