La Unión acusa al PP de falsear la deuda municipal


El partido La Unión ha denunciado que el alcalde Diego Movellán “falsea los datos de su deuda municipal y se atribuye méritos que no le corresponden”.

Según señalan “alardea de reducir la deuda del Consistorio un 26%, cuestión radicalmente falsa” ya que ésta “corresponde a gastos plurianuales, aprobados por corporaciones anteriores y que él en muchos casos votó en contra.”

“Pero no sólo no ha dedicado un euro más a reducir la deuda pública municipal” durante su mandato que “lo ya aprobado en legislaturas anteriores, con su oposición. Además, como él mismo reconoce, ha empufado al Ayuntamiento de Camargo en un millón de euros más”, indican.

Desde La Unión señalan que “cuando desde Europa se nos exige reducir la deuda pública, Movellán la incrementa, para quemar el dinero obtenido del préstamo, un millón de euros en pólvora y contratos de obra a sus amigos hasta el momento, y así llevar a cabo sus delirios de juventud tardía, a imagen y semejanza de compañeros del PP de Valencia o Madrid”.

“Ahora y en vísperas de las elecciones del año 2015 anuncia una serie de obras, que dejara a deber para posteriores corporaciones, y así pretende engañar a los Camargueses una vez más”.

“La suerte que hemos tenido los camargueses es que las entidades financieras sólo le han concedido un millón de euros de préstamo”, y ello, porque según indican “su primera intención fue la de endeudar al Ayuntamiento de Camargo en 6 millones de euros, por lo que hemos de dar gracias a las entidades financieras que le negaron dicha cantidad”.

“Además de endeudar al Ayuntamiento de Camargo con los bancos, nos endeuda también con los trabajadores municipales, a los que“cada año de legislatura que pasa debe un millón de euros , con lo que pasados dos años y medio de la legislatura debe a los trabajadores municipales dos millones y medio de euros”.

Desde esta formación recomiendan al alcalde que “administre los bienes de todos los camargueses con rectitud y eficiencia, que deje de dilapidar en gastos superfluos, y redistribuya con cordura y conciencia social los dineros de la Casona de Camargo”.

“Lo primero que podría hacer de cara a estas navidades es anular el contrato de alumbrado navideño y dedicar estos dineros a alimentos de primera necesidad para los camargueses necesitados y hacer que muchos de nuestros convecinos tengan una Navidad un poco más llevadera”, finalizan.