Camargo acaba con las inundaciones provocadas por los ríos Bolado y Collado


Un total de 12 trabajadores contratados procedentes del desempleo han desarrollado desde agosto y hasta este mismo mes de diciembre un proyecto de limpieza de los cauces de los ríos Bolado y Collado que tiene como objetivo principal evitar que en temporada de lluvia intensas lleguen a producirse inundaciones de fincas o viviendas ubicadas en las inmediaciones de ambos cauces.

El proyecto que ha contado con el apoyo del Gobierno de Cantabria para la contratación de los trabajadores empleados en su realización, va más allá de una recuperación paisajística.

El concejal de Medio Ambiente, Guillermo Plaza ha explicado que si bien se ha trabajado para mantener un buen estado de conservación de la vegetación de ribera realizando una limpieza de los cauces y un acondicionamiento ecológico en sus márgenes, “el objetivo fundamental alcanzado es la mejora del comportamiento hidráulico al permitir el flujo regular del caudal con lo que se evitan los desbordamientos”.

Durante cinco meses los 12 trabajadores han ejecutado el desbroce de los taludes y riberas y la limpieza del fondo de los cauces. Además se han cortado partes del matorral no deseado para lo que ha sido preciso utilizar maquinaria como motopodadora telescópica, ya que la mayoría del terreno a desbrozar presentaba una elevada pendiente.

Durante el proceso, se han respetado todas aquellas especies que por sus características están consideradas a conservar como los Sauces, Alisos, Saúcos y numerosos ejemplares aislados de avellano, higuera, y nogales.

La limpieza ha permitido retirar todos los residuos depositados en los cauces, compuestos generalmente por material plástico, madera, cartón y metal, así como viejos enseres abandonados.

Simultáneamente a la ejecución de los trabajos se abordaron acciones complementarias que van más allá de una simple limpieza superficial o “lavado de cara” de los ríos y que han dado como resultado la limpieza integral de los ríos y sus riberas, incluyendo las masas arboladas.

En este proceso se han identificado y trasladado a Confederación Hidrográfica del Cantábrico de todos aquellos vertidos incontrolados, con localización de su origen y procedencia para su posterior cartografiado.

Durante las labores de desbroce del terreno, también se detectaron numerosos ejemplares de Plumero que se retiraron manualmente y se destruyeron desde la raíz.

En el proyecto de recuperación y limpieza ha colaborado el Servicio de Bomberos de Protección Civil de Camargo, con cuyo apoyo se ha quemado los restos vegetales provenientes del desbroce de la maleza, poda y tala de los elementos tanto arbustivos como arbóreos intervenidos.

Como resultado de estas actuaciones, se ha conseguido recuperar unos espacios degradados habitados además por fauna como pequeños mamíferos, anfibios, reptiles, invertebrados y aves.