La Unión acusa al alcalde de ocultar que se devuelve la paga extra “por imperativo judicial”


El partido político La Unión ha acusado al alcalde de Camargo, Diego Movellán, de hacer propaganda en relación con su anuncio de pagar a los trabajadores municipales la devolución de la paga extra devengada en 2012, “ocultando que va a pagar tras las demandas presentadas por varios empleados municipales”.

Este anuncio de pago de “unos salarios legítimos de los trabajadores después de un año”, indican “es pura demagogia y populismo de un alcalde al que le cae muy grande el puesto que ocupa”.

“Lo más burlón”, continúan, “es anunciar que también los señores concejales del PP liberados con sueldos de 55.000 y 43.000 euros renuncian a cobrar esta parte de la paga devengada”, lo cual “no es ningún sacrificio ni ninguna generosidad con los enormes sueldos que cobran del presupuesto municipal”.

Desde esta formación dicen que el alcalde “fanfarronea” de ser el primero en devolver el dinero a los trabajadores “pero se olvida de pagar los intereses”, los cuales se ha dejado que se devenguen por la “resistencia” del alcalde a pagar en tiempo y forma “a lo largo de todo un año”, prosiguen.

Además, inciden en que “se sigue negando a cumplir el acuerdo del propio Pleno Municipal de Valoración de puestos de trabajo, que repercute en las pagas extraordinarias que han de cobrar todos los trabajadores”.

Juicios

Desde La Unión acusan a Movellán de pagar las deudas “sola y exclusivamente” por imperativo legal y “sabiendo que ha de pagar, deniega el pago, espera a que una Sentencia le mande pagar, y por el camino perjudica el dinero público de todos los camargueses, pues ha de pagar intereses de demora y las minutas de abogados”.

“Esta afición del alcalde no es nada inocente”, aseveran, pues “encarga la defensa del Ayuntamiento a despachos de abogados que le designan desde el PP de Santander” que se encuentran “bajo la tutela de un Consejero del Gobierno Regional”.