Draka presenta un ERE en una de sus plantas de Cataluña


El fabricante de cables eléctricos Draka, perteneciente al Grupo Prysmian, ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo para despedir a 30 empleados de su planta barcelonesa de Santa Perpètua de Mogoda, en la que trabajan 172 personas.

Los despidos sólo afectarán a la citada planta catalana ya que por ahora la empresa no tiene previsto aplicar medidas de ajuste ni en las tres fábricas que la firma tiene en Vilanova i la Geltrú ni en la de Maliaño.

La compañía justifica su intención de reducir en un 17 % la plantilla alegando pérdidas como consecuencia de la crisis y de la caída de la actividad en el sector de la construcción.

Según informa Efe, en la documentación entregada al comité de empresa, Prysmian explica que la filial española perdió 16 millones de euros en 2013 y que 600.000 de ellos correspondieron a la planta vallesana. Alega que la caída de la producción hace inviable el mantenimiento de la plantilla, ya que si en 2012 produjo 11.000 toneladas de cable, en 2013 esta cifra se redujo a 9.000.

Sin embargo, el sindicato USOC ha expresado su rechazo al ERE y ha señalado que no entiende por qué la fábrica catalana es la única afectada por el ajuste cuando es la responsable de una ínfima parte de las pérdidas de la sociedad en España.

No obstante, la planta de Draka en Santa Perpètua ha sufrido en los últimos años diversos expedientes de regulación, tanto de extinción como temporales.