la Caixa colabora con 76.000 euros para ayudar a personas dependientes o en riesgo social


El Gobierno de Cantabria y la Obra Social la Caixa han acordado colaborar para la financiación del servicio de comida a domicilio para personas dependientes o en riesgo social, que supone una inversión total para el año 2014 de 770.000 euros.

Actualmente el catering social atiende a 344 usuarios en la comunidad autónoma y a lo largo de 2013 prestó servicio a 573 personas.

De esta manera, la Obra Social de esta entidad financiera aportará 76.000 euros, cerca del 20 por ciento de la inversión que realiza el Ejecutivo cántabro (385.000 euros).

La Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar Social mantiene convenios de colaboración el Ayuntamiento de Camargo, y otros doce municipios más, como son Cabezón de la Sal, Campoo de Enmedio, Campoo de Yuso, Castro Urdiales, Colindres, Los Corrales de Buelna, Piélagos, Reinosa, Santander, Santoña, Suances y Torrelavega) y con las mancomunidades Altamira-Los Valles, Costa Occidental y Miengo-Polanco para la prestación de este servicio.

Se trata de un servicio de carácter asistencial y preventivo, que se encarga de llevar la comida al mediodía al domicilio de aquellas personas que los servicios sociales municipales consideran, y está adaptado a las especificaciones médicas de los usuarios.

Con ello, se facilita una correcta, equilibrada y variada alimentación, paliando y previendo situaciones de malnutrición en personas que tienen dificultades por estar en situación de dependencia o riesgo social.

No es la primera vez que la Caixa, a través de su Obra Social, colabora con la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales. En 2012, la entidad apoyó al Observatorio de Salud Pública de Cantabria en la puesta en marcha de un programa pionero en España para que personas de etnia gitana realizasen tareas de medicación intercultural en salud.