IU exige la readmisión de los cuatro trabajadores despedidos en TRATESA


Izquierda Unida de Camargo presentará una moción solicitando al Ayuntamiento de Camargo su apoyo para garantizar la viabilidad que TRATESA, empresa de residuos industriales, tiene en Muriedas, así como la continuidad de sus quince trabajadores.

Desde IU esperan que “haya una declaración institucional conjunta, ya que en estos momentos una de las prioridades del Consistorio debe ser el mantenimiento de los puestos de trabajo ya que el municipio de Camargo es el que más empleos ha destruido en toda Cantabria en el último año, según datos de la EPA”, indican.

la formación de izquierdas se remite a fuentes de CCOO para recordar que la empresa “no ha tenido pérdidas en 2013″ y su centro de Murieras ha alcanzado récord en su producción ese mismo año, lo que no ha impedido que la dirección haya decidido aplicar un ERE a cuatro de sus trabajadores.

“Esta practica es consecuencia directa de las ultimas reformas laborales suscritas por los gobiernos del PSOE y del PP, normativas que han permitido la continua destrucción de puestos de trabajo”.

Desde IU recalcan que “las reformas han sido culpables del aumento del paro, tanto en Cantabria, como en el ámbito estatal. Convirtiéndose la postura del PP-PSOE en torpedos a la linea de flotación de los derechos de los trabajadores, esos por los que tanto hemos luchado y seguiremos luchando”.

“Desde Izquierda Unida abogamos por la readmisión de los trabajadores despedidos, un cambio en la política empresarial de la dirección de TRATESA que garantice la seguridad laboral de sus empleados y el mantenimiento de su centro de trabajo en Muriedas, iniciativas propuestas por CCOO, que apoyaremos en la reunión de esta tarde, que tendrá lugar en el Ayuntamiento de Camargo, con el alcalde Diego Movellán, reiterando al Ejecutivo que apoye públicamente a los trabajadores y presione a la empresa para que readmita a los trabajadores despedidos y evite el cierre de la planta”.

Asimismo, Izquierda Unida reivindica la Política con mayúsculas como “única solución a la sangría social en términos de desempleo y de pobreza, ante el desarme al que someten los grandes poderes económicos a los Poderes Públicos. Sólo los políticos y las organizaciones contestatarias serán capaces de poner coto a este cataclismo social, que gustosamente permiten los responsables públicos actuales”.