Luis Díez, elegido secretario general del Metal y Construcción de UGT


Luis Díez, sindicalista proveniente de la antigua B3 Cable, ha sido elegido nuevo secretario general de la , con un respaldo de un 73% de votos (53 favorables, 19 blancos y un nulo) del pleno del duodécimo congreso regional de la federación ugetista, que se ha celebrado desde primera hora de la mañana en un hotel santanderino.

Díez liderará una nueva Ejecutiva regional integrada por otros 10 sindicalistas, entre ellos su predecesor, José Francisco Martínez “Moli”, que ejercerá de secretario adjunto por expreso deseo del nuevo responsable regional de la primera federación de UGT en la región en afiliación y número de representantes sindicales.

La nueva Ejecutiva se completa con Ana Isabel del Pozo, nueva secretaria de Organización y Política Social; Daniel Sánchez, en calidad de secretario de Administración y Recursos; Carlos Meneses, secretario de Negociación Colectiva y Coordinación Sectorial; y Carlos Romero y José Francisco Navarro, como secretarios regionales.

A ellos se unen los responsables comarcales: Carlos Díaz, como secretario comarcal de Besaya; César López Allende, de Campoo; Miguel Ángel Muñiz, en la Comarca Central; y Moisés Huerta, como secretario de la Comarca Oriental.

La candidatura a la Comisión de Control Económico, respaldada por un 78% de los delegados congresuales, estará presidida por José Ramón Castanedo y ejercerán como vocales Manuel Gutiérrez y Francisco González.

Antes de elegirse los nuevos órganos de dirección de MCA-UGT en Cantabria, el pleno congresual aprobó el informe de gestión de la Ejecutiva regional saliente por un 94,5 de votos (69 favorables y cuatro abstenciones).

“Proyecto de todos”

Nada más ser elegido, el nuevo secretario general de MCA-UGT en Cantabria agradeció “el apoyo y la confianza recibidos”, tras recalcar que “éste es un proyecto de todos; el resultado de la votación es el que es pero yo quiero la implicación de todos en los retos que esta nueva Ejecutiva regional tiene por delante”.

Luis Díez tuvo palabras de elogio de su predecesor en el cargo, José Francisco Martínez “Moli”, a quien solicitó personalmente que permaneciera en la actual Ejecutiva regional como secretario adjunto a la Secretaría General.

“Ha tenido una gran generosidad con esta federación porque ha tomado una decisión difícil con coraje y sabiendo que podía ser polémica”, agregó en su discurso el nuevo secretario general de MCA-UGT en alusión a su predecesor en el cargo en los últimos 20 años.

Díez insistió “en los muchos retos que tenemos por delante en unos tiempo muy duros, en los que seguimos siendo un referente prioritario entre los trabajadores, a los que tenemos que responder con eficacia y el esfuerzo de todos, ya que todos estamos aquí para sumar e implicarnos”.

Entre esos retos, el nuevo responsable regional de MCA-UGT citó en primer lugar la negociación colectiva, que calificó de “eje fundamental para acabar con las desigualdades porque es una herramienta de primera importancia para repartir la riqueza y no la pobreza”.

Sin expectativas de mejora en el empleo

En el acto de clausura del 12º Congreso Regional de MCA-UGT en Cantabria también intervino el secretario general estatal de la federación ugetista, el cántabro Carlos Romero, quien se sumó al reconocimiento general de la labor de José Francisco Martínez.

“En parte yo estoy aquí como secretario general de MCA-UGT en España por ti”, subrayó Romero, en alusión a su época como secretario general de la antigua Federación del Metal del sindicato en Cantabria, en la que José Francisco Martínez formó parte de su Ejecutiva regional.

El responsable estatal de la federación de Metal, Construcción y Afines de UGT repasó acto seguido la situación económica y social de España, tras criticar al Gobierno porque “mucho nos cuenta que la macroeconomía mejora cuando apenas lo hace dos décimas y, lo que es peor, en el problema principal, el desempleo, no sólo no mejora sino que hay expectativas de que lo haga en el año 2014”.

Romero lamentó que “el principal problema es el desempleo y, por desgracia, es al que menos importancia da el Gobierno español”.
El secretario general estatal de MCA-UGT aclaró que, “después de dos años de desprecio absoluto al diálogo social, ahora el Gobierno está teniendo gestos de acercamiento a los sindicatos aunque no dejan de ser movimientos de maquillaje, que se deben a que este Gobierno tiene miedo a la calle y a las encuestas que ahora no le son favorables y cuestionan su mayoría absoluta”.