FNYH y Fundación Biodiversidad colaboran para fortalecer el Anillo Verde de la Bahía de Santander


Mediante este proyecto, FNYH persigue la conservación y mejora de los catorce espacios incluidos en la Red de Reservas del Anillo Verde de la Bahía de Santander, que inició su andadura en 2007, también con el apoyo de Fundación Biodiversidad.

Estas reservas han sido creadas gracias a la colaboración entre FNYH y las entidades propietarias del terreno, tanto organismos públicos como privados. Algunas de las reservas más emblemáticas son la Marisma de Alday, el Monte de Somo, el encinar de Peñas Negras y los Pozos de Valcaba.

A lo largo de un año se trata de formalizar nuevos acuerdos de custodia, disminuir la presencia de plumero y chilca en todas las reservas, mejorar los elementos de uso público existentes, conservar en buen estado de los ecosistemas restaurados, controlar la fauna y flora presente en las reservas a través de muestreos, y planificar actuaciones futuras a través de la actualización de los Planes de Gestión.

Este proyecto permitirá mantener cuatro puestos de trabajo y creará dos nuevos empleos a lo largo de toda su duración.

Una contribución de gran valor

Este proyecto de actuaciones de emergencia permitirá mejorar la situación actual de los elementos de uso público y de los hábitats presentes en las reservas, con el fin de permitir a sus usuarios y visitantes seguir disfrutando de espacios naturales situados al lado de casa.

Desde la creación del Anillo Verde, FNYH ha contado con la colaboración del Gobierno de Cantabria, entre otras entidades, para la realización de actividades de restauración ambiental que han permitido recuperar espacios, en muchos casos, degradados para la flora y la fauna autóctona, así como para el uso de sus visitantes.