El futuro de la ganadería de Cantabria y la producción ecológica


La ganadería ecológica, un modelo de producción reconocido, regulada y con un reglamento europeo común, tiene un buen futuro en Cantabria, y sus productos, además de respetar el medio ambiente donde se produce, ofrecen protección y garantía de calidad al consumidor.

Estas fueron las principales conclusiones de la jornada informativa GANAECO que tuvo lugar en el CIFA de Muriedas, organizada por la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) y que contó con la participación de más de 50 personas.

En la misma, se evidenció que las ventajas medioambientales son evidentes y se derivan del respeto al bienestar, la conservación del medio ambiente o la protección de la calidad y seguridad alimentaria y la consideración de la calidad de vida de los operadores.

Hay que tener en cuenta que se basa en aprovechar los recursos propios abundantes, como los pastos, y mantener razas locales que lo aprovechan eficientemente. No es necesario traer todo el pienso de otros lugares.

Desde la aplicación en España del primer reglamento de producción ecológica, este sector ha experimentado un crecimiento continuo, destacando en los últimos años, la ganadería de vacuno, ovino y caprino tanto de carne como de leche.  Los operadores han sido pioneros y han innovado constantemente sus sistemas productivos.

 Además, durante la jornada se dejó claro que la ganadería ecológica se ha convertido en un instrumento importante para prevenir los incendios forestales, y preservar la biodiversidad. Así el buen estado de los montes hace que se conserven los enclaves donde viven aves beneficiosas para el equilibrio en la producción. Sin embargo, esas contribuciones a la sociedad, no son reconocidas y compensadas debidamente.

 Una apuesta con perspectivas de negocio

De igual forma se defendió que cada vez hay más demanda de productos ganaderos ecológicos, ya que el consumidor es más consciente del modo en que influye el modelo productivo en la salud de los animales y en su propia salud y la del entorno y por ello es más exigente a la hora de elegir lo que quiere comer.

En la jornada de Muriedas intervinieron las autoridades competentes de aplicar el reglamento de ganadería ecológica, los investigadores del sector, representantes de organizaciones profesionales agrarias y diversos operadores ganaderos de bovino de carne y de leche, apícola, huevos, y hasta un representante del sector de la restauración ecológica. Contó con una asistencia de unas 50 personas.

En la jornada se presentó el proyecto GANAECO de impulso de la ganadería ecológica, a través de acciones formativas, asesoramiento y divulgación técnica QUE está siendo ejecutado por SEAE, en el marco del programa emplea verde de la Fundación Biodiversidad, cofinanciado por el Fondo Social Europeo (FSE)

Cantabria tiene 175 operadores ecológicos, de los cuales 113 poseen ganado, y ocupan una superficie de 6.714,70 ha, de las cuales 6.687,12 has son pastos. En Cantabria hay 130 granjas, de las cuales 70 son de bovino (59 carne y 11 de leche), 14 de ovino, 23 de equinos, 15 apícolas y 5 de gallinas de puesta. El censo ganadero es de 3690 cabezas de bovino, 791 de ovino, 277 de caprino, 1.476  gallinas de puesta y 664 équidos 664. Además existen 2.181 colmenas.