Conectar Santander y Camargo por carril costará más de un millón de euros


Transitar en bicicleta por vías ciclistas “seguras y cómodas” desde Santander hasta el Parque de la Naturaleza de Cabárceno será posible en 2015. Así lo ha anunciado hoy el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, que ha presentado las actuaciones a desarrollar en los próximos meses dentro del proyecto de la Red de Vías Ciclistas de la Bahía de Santander `BICI.BAS’.

Diego se ha mostrado “muy ilusionado” ante esta iniciativa de movilidad sostenible que satisfará, especialmente, al gran número de aficionados a la bicicleta que hay en Cantabria y que está pensada no sólo para usos de ocio, sino también para el transporte cotidiano de quienes tienen que moverse en el ámbito del Arco de la Bahía.

El Gobierno cántabro tiene consignados en sus Presupuestos para el próximo año una partida de más de un millón de euros con los que ejecutar las obras de varios tramos y financiar la redacción de los proyectos de otras alternativas paralelas que se llevarán a cabo en fases posteriores.

La red `BICI.BAS’ desde Santander hasta Cabárceno, una vez esté completada en su conjunto, constará de 72 kilómetros de longitud, de los cuales cerca de 40 kilómetros ya se encuentran abiertos y otros 20, que permitirán ya el enlace directo con el Parque, se ejecutarán entre 2014 y 2015. El resto se corresponden con esas otras alternativas proyectadas que se incorporarán a la red en el futuro.

El presidente ha estado acompañado en la rueda de prensa por el consejero de Medio Ambiente, Javier Fernández, y varios de los alcaldes de los municipios por los que discurre el itinerario, concretamente los de Camargo, Diego Movellán; El Astillero, Carlos Cortina, y Villaescusa, Almudena Fernández.

Este proyecto cuenta, asimismo, con la participación del Ayuntamiento de Santander y del Ministerio de Fomento, que será el encargado de solucionar la principal dificultad que presenta el proyecto, que es la conexión desde la salida de la capital (a la altura del Centro Comercial Bahía de Santander) hasta el tramo ya existente alrededor del Aeropuerto de Parayas. Para ello, se construirá una pasarela por encima del nudo de autovías y de las líneas del ferrocarril, que supondrá una inversión del Estado por encima del millón de euros.

Además de la seguridad y la comodidad, Ignacio Diego ha destacado también otros beneficios que ofrecerá al usuario el tránsito por este circuito ciclista, como son la práctica de ejercicio, el fomento del transporte sostenible y el disfrute de la “singular belleza” de este entorno. Del mismo modo, ha explicado que se configurará un recorrido apto para todo tipo de personas, edades y “capacidad de pedalada”, ya que el trazado será prácticamente llano, con un desnivel que en ningún caso superará el 1%.

Itinerario

Según ha descrito Ignacio Diego, el itinerario permitirá salir desde la zona centro de Santander, junto al Paseo Marítimo, y discurrir hacia la zona de Candina y la salida de la capital a la altura del Centro Comercial Bahía de Santander, desde donde se contempla la posibilidad de enlazar también con el apeadero de FEVE.

En ese punto es donde se levantará la pasarla sobre las autovías y las vías de tren para posibilitar la conexión con el circuito ya existente en el aeropuerto y, desde allí, empalmar con la Casa de la Naturaleza del Centro Comercial Valle Real. A continuación, se gestará una red interior por Maliaño que enlazará con El Astillero y discurrirá de forma paralela a la vía de FEVE, por encima de la ría de Boo, para poder acceder directamente a las Marismas Negras.

En este enclave, el itinerario se conexionará con el recorrido ya abierto de las Marismas Blancas, mientras que en El Astillero se acomodará un nuevo tramo hasta llegar al arranque de las vías verdes de los dos antiguos ferrocarriles, Astillero-Ontaneda y Astillero-Orconera.

De aquí hasta la entrada principal a Cabárceno por Obregón, únicamente será necesario levantar una pasarela por en encima de la carretea regional a la altura de La Concha. De cara a otras fases futuras, se prevé la conexión del Parque con los municipios de Penagos, Liérganes y Medio Cudeyo, saliendo de la zona de los elefantes y a través de una antigua vía ferroviaria que discurre por la ladera sur de Peñacabarga, con final en el embalse de Heras.

Igualmente, el proyecto contempla la posibilidad de completar el circuito hacia el otro lado de la Bahía, hacia Marina de Cudeyo, habilitándose nuevos tramos que permitirán dar continuidad a los ya existentes.

Intensidad de tráfico

El territorio por el que transita esta Red `BICI.BAS’ cuenta con una población aproximada de 235.000 habitantes y en el año 2012 presentaba flujos de tráfico de 82.000 vehículos, habiendo alcanzado en años anteriores los 100.000. Además, la conexión entre estos municipios está condicionada, en gran medida, por la existencia de infraestructuras pensadas para el tráfico de vehículos a motor, habiendo puntos donde la conectividad, tanto peatonal como ciclista, resulta muy complicada.

En este sentido, la propuesta del Gobierno de Cantabria pretende conectar núcleos de población, barrios y nodos de actividad laboral y de servicios para satisfacer las demandas de desplazamientos cotidianas, por lo cual las rutas han de ser directas y, ante todo, seguras.

La Red de Vías Ciclistas de la Bahía de Santander está integrada en el Plan de Movilidad Ciclista de Cantabria (PMCC), que aprobó el Gobierno en febrero de 2013 para fomentar el uso cotidiano de la bicicleta como medio de transporte.