Nestor Martin prepara un ERE temporal para toda la plantilla


(Foto: Noticias de Camargo)

La dirección de la fábrica de estufas ubicada en Maliaño Nestor Martin está preparando un ERE temporal que afectará a los 93 empleados de la factoría entre los meses de marzo y junio.

La empresa sostiene que negocia varios contratos con grandes distribuidores y está a punto de cerrar uno que contempla la fabricación de 2.000 estufas.

Se trata de adaptar el ritmo de trabajo a la estacionalidad del mercado, ya que es en estos meses cuando menor demanda  entre los consumidores.

El diputado y portavoz del PRC en materia industrial, Rafael Pérez Tezanos, ha exigido hoy al Gobierno de Cantabria que “actúe de inmediato” para garantizar la continuidad de la empresa y el mantenimiento de todos los puestos de trabajo.

Pérez Tezanos espera que el Ejecutivo “tome medidas” para evitar cualquier pérdida de empleo en esta empresa, a la que ha concedido ayudas públicas por importe cercano al 1,5 millones de euros.

En este sentido, ha destacado el “gran esfuerzo” realizado por los trabajadores, en su mayoría procedentes de la antigua Teka, que renunciaron a sus indemnizaciones por despido para contribuir a la puesta en marcha de la nueva fábrica.

Además, ha asegurado que el Ejecutivo cántabro “pudo actuar con imprudencia” al invertir dinero público en la empresa, cuya matriz de origen belga se encuentra en este momento en quiebra, a pesar de los esfuerzos realizados por las autoridades de ese país para evitarlo.

El diputado regionalista ha recordado que, a su llegada a Cantabria en 2012, el Gabinete de Ignacio Diego justificó el apoyo a la compañía por pertenecer a un grupo “puntero y de alta tecnología”. “Quien entonces era su propietario reconoce ahora que aquella compañía que el Gobierno de Cantabria consideraba puntera ya estaba entonces completamente obsoleta”, ha lamentado.

En consecuencia, ha urgido al Ejecutivo a ofrecer “explicaciones urgentes” y a “asumir su responsabilidad política si, como parece, se equivocó y no tenía todos los datos para valorar la situación de la empresa”.

Pérez Tezanos espera que el consejero de Industria ofrezca “todas las explicaciones necesarias” y propicie “un debate a fondo” durante la interpelación a la que responderá el próximo lunes en el Parlamento, con el fin de propiciar el máximo consenso sobre los pasos a seguir para garantizar la salvaguarda del dinero público invertido en esta planta.

Desde el Gobierno, el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha achacado el ERE previsto en Nestor Martin, d a lo “estacional” de la producción de la empresa y ha afirmado que “quiere confiar” en que sea “temporal” y “bastante moderado”.

Mientras, el consejero de Industria, Eduardo Arasti, ha indicado que espera que la viabilidad de la fábrica Maliaño no esté en riesgo ya que, para ello, el Gobierno participó en el accionariado de la empresa con 1,5 millones de Sodercan y otorgó créditos y avales por valor de 10 millones a través del Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF).