Los bomberos responsabilizan a Movellán de la sanción impuesta al servicio de voluntarios de Camargo


La Plataforma de Bomberos Profesionales de Cantabria, integrada por los sindicatos UGT, CCOO, USO, CSIF y SIEP, ha responsabilizado al alcalde de Camargo, Diego Movellán, de la multa de 130.500 euros que tendrá que abonar el Consistorio “por la relación laboral detectada por la Inspección de Trabajo en la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil del municipio”.

En un comunicado, los bomberos profesionales de Cantabria critican que el alcalde de Camargo “insista en ocultar y en no hacer pública” la resolución de la Inspección de Trabajo, pese a que la Plataforma de Bomberos ha tenido acceso a parte de su contenido, y reitera que la sanción impuesta confirma “la situación ilegal del servicio de voluntarios, que Movellán insiste en encubrir  con la complicidad y el silencio de más personas”.

Por ello, los bomberos profesionales estudian recurrir a la vía judicial a través de un despacho de abogados de la región y ya han solicitado una reunión con el Fiscal Jefe de Cantabria para tratar el asunto.

Según la información recabada por los bomberos profesionales de Cantabria, el Ayuntamiento de Camargo tendrá que abonar una sanción de 130.500 euros distribuida en 75.000 por cinco voluntarios que cobraban a la vez desempleo y dietas y otros 55.500 euros por otras cuestiones vinculadas a los 17 voluntarios con una relación laboral reconocida por la Inspección de Trabajo.

La Plataforma de Bomberos Profesionales aclara que “la resolución de la Inspección de Trabajo condena la incompatibilidad profesional de algunos de los voluntarios de Protección Civil del municipio camargués, que son desde funcionarios a trabajadores del propio consistorio, además de un guardia civil y un bombero del 112″.

Los bomberos finaliza señalando que, según la resolución de la Inspección de Trabajo, el Ayuntamiento de Camargo ha llegado a pagar más de 700.000 euros en dietas a la Agrupación de Voluntarios desde el año 2010 hasta el 2013 (150.652 euros en 2010, 166.450 en 2011, 184.400 en 2012 y 200.600 euros el año pasado).