Más de 21.500 personas utilizaron el Punto Limpio de Camargo en 2013


Un total de 202.602 personas utilizaron en 2013 alguno de los Puntos Limpios de Cantabria. El 10, 64 % de ellas utilizó las instalaciones del Punto Limpio de La Maruca en Camargo, inaugurado en 2011 y que ha registrado entre 2012 y 2013 un incremento en el número de usuarios del 19%.

Un total de 21.564 vecinos del Valle utilizaron el Punto Limpio de Camargo en 2013. Estos datos “evidencian que los camargueses están concienciados de la utilidad de este espacio tanto como del compromiso con el medio ambiente y con el ahorro que su utilización supone”, destacan desde el Consistorio.

La instalación de La Maruca recogió el pasado año el 16% de los residuos depositados en el total de instalaciones de este tipo con las que cuenta la comunidad autónoma. Los Puntos Limpios de Cantabria gestionaron en ese periodo un total de 37. 491 toneladas de residuos de las que 6.020 fueron recogidas en Camargo.

Según el balance anual de actividad de esta instalación, los camargueses depositaron en su Punto Limpio escombros mayoritariamente, seguidos de restos de jardinería y podas, y de elementos electrónicos. Se da la circunstancia de que el 29, 5% de todos los envases metálicos depositados en Cantabria en Puntos limpios lo fue en el de La Maruca.

En cuanto a los meses de máxima actividad, la instalación en Camargo registró el pasado mes de octubre un “pico” en el número de usuarios con un total de 2.210.

Características

El Punto Limpio de La Maruca, ubicado junto al complejo deportivo, es uno de los más grandes de Cantabria, y tiene capacidad tanto para satisfacer las demandas del presente del municipio como para atender las necesidades de hasta 50.000 habitantes, “lo que supone que se ha concebido tomando en cuenta el crecimiento de población previsto en los próximos años”.

Está habilitado para el depósito de distintos tipos de residuos, concretamente aceite de motor, filtros de aceite, aceite vegetal, envases contaminados, baterías de plomo, cartón, electrodomésticos y aparatos electrónicos, envases, escombros, tubos fluorescentes, restos de poda y jardinería, metales y chatarra, neumáticos o pilas.

Además, este equipamiento, en el que trabajan dos operarios, puede acoger residuos de pinturas y barnices, disolventes, radiografías, ropa, aerosoles, teléfonos móviles, tintas y tóner, trapos contaminados, vidrio, voluminosos y pesticidas.

Dos trabajadores de MARE atienden al público de martes a viernes de 9.30 a 14.30 horas y de 16.00 a 19.00, y los sábados de 9.00 a 14.30 horas.