Standard Cableteam de Maliaño participará en el despliegue de la fibra óptica de Telefónica


Telefónica invertirá este año en Cantabria 20 millones de euros para el despliegue de redes de alta velocidad, lo que posibilitará que en 2014 la red de fibra óptica de alta capacidad de comunicación llegue al 60% de los hogares cántabros y al 90% de las industrias y empresas regionales.

Además, esta inversión permitirá disfrutar en los principales núcleos de población de la tecnología móvil de última generación 4G y mejorará la cobertura en las zonas rurales gracias al avance de la banda ancha.

Para el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, que hoy ha comparecido en rueda de prensa junto con el presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez, para respaldar esta inversión, esta apuesta de la compañía en nuestra Comunidad Autónoma servirá para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y para ganar en competitividad industrial y empresarial, que es el objetivo que tanto el Gobierno como la propia firma comparten.

Gilpérez ha incidido en la “apuesta por lo local” y en el desarrollo de esta nueva tecnología con empresas del entorno, como es el caso en Cantabria de la compañía Standard Cable de Maliaño, que participará en el despliegue de estas redes de fibra óptica en la región y en otros proyectos de ámbito nacional.

El presidente de Telefónica España ha explicado que el objetivo de la compañía es llegar en 2014 a más de 123.000 hogares cántabros de 14 municipios a través de la fibra óptica.

Según ha dicho, la inversión en Cantabria producirá un doble efecto: el primero tiene que ver con el empleo, ya que se estima la creación de alrededor de 160 puestos de trabajo de alta cualificación, y en segundo lugar, que la población regional podrá disfrutar de una velocidad de hasta 100 megas reales para Internet de alta velocidad, servicios de televisión o contenidos en alta definición, y que nuestro entramado industrial verá satisfechas sus necesidades tecnológicas.

Este impulso a las redes de fibra óptica, así como la extensión del 4G y de la banda ancha rural, son reflejo, ha añadido Gilpérez, de la “vocación” de Telefónica de seguir trabajando en la mejora de los servicios que presta en Cantabria, donde en los últimos cinco años ha invertido más de 100 millones de euros, 50 de ellos desde 2011.

Así, la implantación de la 4G de Telefónica llegará a Santander y su área metropolitana, alcanzando municipios como Camargo, Astillero o Piélagos y otros del arco de la Bahía, mientras que la fibra óptica llegará a los polígonos de Mies de San Juan, La Cerrada, Elegarcu, Trascueto, Raos, La Esprilla o La Verde; en Astillero, los de Guarnizo y Morero; el de Heras, en Medio Cudeyo; El Campón, La Albericia, Peñacastillo, Nueva Montaña y Mercasantander en la capital cántabra, o el de Otero, en Santa Cruz de Bezana.

La compañía cuenta la región con una plantilla directa de 200 personas y busca ubicar aquí centros de operaciones y control para dar servicios al resto del país. En Cantabria dispone de 60 puntos de venta y da servicio a más de 500.000 clientes entre telefonía móvil y fija.