IU de Camargo denuncia que para el PP la Educación “no es una prioridad”


Izquierda Unida de Camargo considera que el Consistorio “ha dado la espalda a la ciudadanía”, tras la publicación de la licitación del edificio situado en el Parque de Cros destinado a parque infantil, realizada por el ejecutivo del Ayuntamiento de Camargo en pasado mes de enero.

Un hecho que para IU “es una prueba más de las políticas de expolio de los servicios públicos que está llevando a cabo el Partido Popular a todos los niveles, desde el nacional al local, y en todos los sectores”.

“La escuela infantil que supondrá para las arcas del consistorio unos 10 000 euros anuales por un periodo de 20 años, supone que una infraestructura pagada por dinero público pase a manos privadas por nada menos que dos décadas ¿Acaso eso no será herencia recibida? ¿Realmente se destinará ese canon al mantenimiento del complejo? ¿Por qué el Ayuntamiento no puede dar ese servicio de forma pública? ¿Los 30 millones de euros de presupuesto no pueden paliar este servicio -supuestamente deficitario- para garantizar la calidad del mismo a los camargueses?”, se cuestionan.

También denuncian que después de tres años “seguimos sin una escuela infantil en un municipio de más 30.000 habitantes” y por ello abogan por un modelo participativo “que el gobierno del Partido Popular ignora constantemente haciendo gala de su mayoría absoluta, de hecho nos hemos tenido que enterar por la prensa de la ejecución final de esta licitación”.

Recuerdan desde Izquierda Unida de Camargo que “en el pleno de diciembre, donde se aprobó finalmente la licitación los tres grupos de la oposición votamos en contra de la propuesta por entender que no se habían cumplido los compromisos informativos adquiridos por el equipo de gobierno y diferir en el planteamiento del proyecto”.

“A lo que se nos respondió que una ‘guardería’ pública con 22 plazas no era suficiente y nos remitían a subvenciones y ayudas –que irían a parar a más empresas privadas- sin precisar criterios –sobre todo económicos- arguyendo que no podían asumir más déficit – quizá con vistas a la reforma de la administración local que se nos viene encima- a pesar de los más de 30 millones de presupuesto municipal y el superávit de 586.000 anunciado a bombo y platillo”, concluyen.