La Audiencia Nacional declare nulo el ERE de Hera Tratesa


La Federación de Industria de CCOO de Cantabria ha mostrado su satisfacción tras conocer el fallo de la Audiencia Nacional que declara nulo el Expediente de Regulación de Empleo, (ERE), que presentó el pasado 24 de enero la empresa química Hera Tratesa y que suponía el despido de 27 trabajadores en toda España, tres de ellos de la fábrica de Muriedas, y ordena a la empresa a readmitir a todos los trabajadores en las mismas condiciones existentes antes de su despido.

Según el fallo de la juez Marta Jaureguizar, se impugna el despido colectivo porque la empresa no aportó las cuentas provisionales de 2013, debidamente firmadas por sus administradores o representantes legales, al momento del inicio del periodo de consultas, y además no acreditó motivos razonables que le impidieran aportar la documentación a la fecha indicada. “Un documento pertinente para que el periodo de consultas alcanzase sus fines”.

Otra de las razones por las que la juez ha declarado nulo el ERE ha sido por “la falta de negociación por parte de la empresa” ya que desafectó “unilateralmente” al 38% de los despedidos sin contrapartida alguna, sin actualizar, como es exigible, la incidencia de las causas y su adecuación con la medida tomada. “Sólo se remitió genéricamente a futuras medidas que ni tan siquiera se concretan en la comunicación a la Autoridad Laboral y a la representación de los trabajadores”.

El secretario de Política Industrial de la Federación Industria de CCOO de Cantabria, Álvaro Gómez, ha explicado que una de esos trabajadores desafectados corresponde a la fábrica de Muriedas, que volvió a su puesto de trabajo mientras se celebraban las reuniones del periodo de consultas, mientras que los otros tres trabajadores están esperando a que Hera Tratesa se ponga en contacto con ellos.

Gómez ha afirmado que la reincorporación de esa trabajadora despedida se debió a la huelga que se desarrolló del 22 al 28 de enero, una medida de presión “necesaria” porque “nadie entendía cómo una fábrica, la de Muriedas, que ha batido récord de producción el pasado año, exponga como motivos para despedir a trabajadores, causas económicas y productivas”.

Actualmente la empresa, dedicada a la gestión de depósitos contralados para residuos no especiales y a la descontaminación de aguas residuales y de suelos, tiene nueve centros de trabajo repartidos por toda la geografía nacional.