Detenida una mujer por robos a personas mayores en Muriedas mediante abrazos


La Guardia Civil ha procedido a la detención de una mujer a la que se considera autora de dos delitos de hurto al descuido sobre personas mayores en las localidades de Muriedas y Sarón.

La Guardia Civil tuvo conocimiento que el pasado 5 de abril y en la localidad de Sarón, una mujer comenzó a dar abrazos a otra, está última de 84 años de edad que posteriormente se percató que le había sido sustraída una cadena de oro.

Dos días más tarde y en Muriedas, un hombre de 79 años fue abordado por una mujer que igualmente le abrazó, notando posteriormente que le habían sustraído un sobre con casi 900 euros que había sacado momentos antes de una entidad bancaria.

Dentro del Plan Mayor Seguridad que este Cuerpo tiene puesto en marcha para la seguridad de nuestros mayores comenzó una investigación de ambos hechos averiguando que la forma de actuar es mediante abrazos a las víctimas para proceder con habilidad a la sustracción de los efectos, en uno con la escusa de que conocía a la víctima y en la otra para solicitar la firma para una ONG falsa.

Tras estos hechos las diferentes unidades de la Guardia Civil de Cantabria fueron alertadas en el marco del Plan Mayor Seguridad, siendo el pasado día 8 de abril cuando fue detectada en Laredo una mujer que presumiblemente se estaba dedicando a la obtención de firmas de esta misma forma.

Finalmente efectivos de la Guardia Civil de Camargo y Laredo, tras realizar diferentes gestiones procedieron a su detención como presunta autora de los hechos descritos.

Prevención

Desde la Guardia Civil y al objeto de evitar nuevos hechos como los descritos, se alerta especialmente a nuestros mayores para que desconfíen cuando sean abordados por personas desconocidas solicitando firmas, apoyos económicos u otras gestiones, y que finalmente les quieran expresar su agradecimiento con abrazos.

Se debe ser precavido al realizar operaciones bancarias, intentado no ser observado ni hacer comentarios de las cantidades extraídas, procurando no portarlas en bolsillos traseros del pantalón, los de la camisa o de fácil acceso.

Nuestros mayores deben evitar la rutina en las operaciones bancarias, no realizando extracciones de dinero siempre en las mismas fechas y horarios para evitar ser vigilado, por ejemplo siempre que les ingresan la pensión, procurando ir acompañados por algún familiar o persona de confianza cuando se tengan que realizar pagos y cobros de cierta importancia.

Ante la presencia de personas sospechosas de casos como los descritos, se recomienda no acceder a recibir estas muestras de afecto y alertar a las fuerzas de seguridad (Guardia Civil -062 y Policía Nacional – 091).