La Plataforma La Finca lamenta que se promueva la creación de centros comerciales en el extrarradio


El colectivo de la Plataforma La Finca, que agrupa a los afectados por la peatonalización de las calles Eulogio Fernández Barros y Constitución, ha hecho público un comunicado en el que pide el apoyo de los vecinos “en las acciones que seguiremos manteniendo en contra de dicha obra, que pone en riesgo nuestro modo de vida y los comercios en los que hemos invertido nuestro esfuerzo personal y económico para dar servicio a nuestros clientes y amigos”.

Subrayan que se constituyó en el mes de Febrero de 2014 tras una reunión informativa que el alcalde mantuvo con los colectivos afectados y que lo hizo por “iniciativa de 23 comerciantes de las calles afectadas que suman el 70% de los comercios actualmente abiertos en las dos calles”.

En el comunicado reiteran que la Plataforma “es una iniciativa ajena a los cauces políticos y carece de afiliación ni adscripción a ningún partido político” y que cuenta “con el creciente apoyo de más de 1700 vecinos, que con sus firmas se suman a nuestra reivindicación, y más de 150 comercios del núcleo de Muriedas- Maliaño que se han adherido”.

Entienden que las posturas planteadas al alcalde “han sido desestimadas en su totalidad”, ejerciendo una postura “intransigente” y de “hechos consumados” que fue las que les ha llevado a movilizarse al entender que Movellán “ha mentido públicamente” a todos los ciudadanos en el sentido de que sea “una demanda de los comerciantes y vecinos” puesto que “ni la asociación de comerciantes ACEARCA (asociación a la que pertenecemos muchos de los comerciantes adscritos a la Plataforma La Finca), ni la Asociación de Vecinos de Muriedas-Maliaño, recibieron consulta o información alguna acerca del proyecto”

Indican que el encuentro con el regidor se produjo “días después de la publicación, en el Boletín Oficial de Cantabria, del anuncio de licitación del proyecto” y consideran que la realización de la obra “obedece a la necesidad por parte del Ayuntamiento de participar en la convocatoria de subvención de obras municipales por parte de la Consejería de Obras Publicas destinada a favorecer el sector de la obra pública fuertemente castigado por la crisis”.

Así, denuncian que desde que le fue entregado el proyecto en septiembre de 2013 hasta el día de hoy, Movellán “no ha tenido en cuenta la opinión de los afectados por dichas obras a pesar de contar con tiempo suficiente”, lamentan.

Centros Comerciales

En este sentido, consideran que el equipo de Gobierno ha mostrado “una total insensibilidad ante la dramática situación en la que pone a todos los comercios de las calles afectadas, que tendrán que ver, como su capacidad para generar ventas se verá fuertemente afectada, por una obra que durante seis meses, en el mejor de los casos, mantendrá dichas calles levantadas y con el paso de peatones y vehículos restringido”

“El Sr. Movellán y su equipo de gobierno -pese a no haber realizado ningún estudio de impacto económico ni de otro tipo, “que puedan apoyar la tesis de que este proyecto es bueno para el comercio de la zona, se permite el lujo de hacer oídos sordos a las reivindicaciones de comerciantes experimentados que mantienen su negocio abierto desde hace más años que los que el propio alcalde es capaz de recordar”, continúan.

Además lamentan que “mientras nos vende la excelencia y la humanización del casco urbano”, en equipo de Gobierno “promueve simultáneamente la creación de centros comerciales en el extrarradio de el casco urbano de Maliaño-Muriedas, a la vez que anula la posibilidad de circular y aparcar en dicho casco urbano, con el perjuicio económico que ello conlleva para los pequeños comercios que a duras penas consiguen mantener sus puertas abiertas”.